“Bares, que lugares”

0
235

De los muchos bares OLYMPUS DIGITAL CAMERAde Madrid, sólo unos pocos te ofrecen algo más que lo cotidiano que te puede dar un establecimiento de este tipo, algo distinto, algo que cambie tu perspectiva de bar, pero que también es necesario.

Es posible que entre los millones de bares que existen en Madrid,  más de uno os haya dado una agradable y grata sorpresa al descubrir lo que ocurre en su interior, que a simple vista puede parecer un bar normal y no hay más que conocerlo por dentro para saber cómo es de verdad y llevarnos una gran alegría porque, aparte de gozar de una cervecita, podemos disfrutar con lo que más nos gusta.

 Y es que, en Madrid, existen millones y millones de bares, pero es más que recomendable, darse un paseo por  el barrio de Malasaña, o por el viejo barrio de las letras, donde se encuentran algunos ejemplos de bares no cotidianos.  Lugares donde al pasar la puerta de una cafetería que podíamos tachar de corriente y habitual, nos encontramos algo fuera de lo común.

 Cierto es que estos bares o restaurantes siempre tienen algo especial y eso como no, se ve también en el precio, que muchos de estos establecimientos no son aptos para la mayoría de bolsillos. Sin embargo, no todas las cartas son prohibitivas, sino que existen aptos para todos los públicos en zonas castizas de Madrid que tienen mucho encanto y son una gran alternativa a los bares corrientes.

 Tenemos por un lado lujosos restaurantes situados en pleno centro de Madrid, en sitios más que vistosos de la capital en los que puedes sentarte a comer un fantástico menú, y disfrutar de una compañía muy complaciente de Madrid y sus vistas.

Y por otro lado, tenemos que buscar entre callejones y resquicios, magia detrás de las puertas en bajos en el centro de Madrid, en lugares con encanto, en algún ático con mucha magia o en los barrios más risueños de Madrid.

 De estos locales, vamos a poner varios ejemplos que resumen estas cualidades de sitios “distintos” que tienen algo más: 

 Diablos azules: Se autodefine como un café-bar literario, poetílico y de tertulia. Situado en la calle Apodaca, 6, en el corazón del barrio de Malasaña.

 Bukowski club: En el mismo barrio que el anterior, en la calle San Vicente Ferrer, 25. Es un bar donde se concentran poetas, escritores, fotógrafos, ilustradores… Un ambiente literario donde se puede disfrutar mucho.

 La fugitiva: Cercano al metro Antón Martin, en la calle de Santa Isabel, 7 nos encontramos esta librería-café donde se reúnen un montón de gente con don de palabra donde se puede pasar un divertido rato acompañado de gran variedad de lecturas.

 El dinosaurio todavía estaba allí: librería, café, gastro-bar, magnifico lugar donde parar para relajarse. Ellos se definen como ese lugar donde puedes venir a tomar un café, a leer, a escuchar poesía, a reír, a ligar, a comer, a cenar y a soñar. Situado en la calle Lavapiés 8

 El 13 tribal: Local de Malasaña decorado y ambientado con graffitis y buena música donde puedes aprovechar para tomarte algo distinto,  situado en la calle del Barco 41, también cuenta con exposiciones de arte y fotos.

 Aleatorio: En la calle Ruíz 7, encontramos un garito de cultura, donde además de tomarte algo,  es zona de poetas y escritores, y se puede oír recitar una muy buena poesía.

 Y tan solo estos son unos poquitos bares que he querido reseñar de los muchos que existen, así que no tenéis más que salir a la calle y asomar la nariz en un bar para descubrir algo nuevo.

Dejar respuesta