Balonmano Ciudad Real. Campeón de Europa

1
151

Porque los sueños pueden hacerse realidad. Porque no todo el deporte se reduce al fútbol. Y porque el Balonmano Ciudad Real ya es un grande de Europa, que pasea con orgullo el nombre de esta ciudad allá por donde va, con la bandera de España encabezando a su hinchada. Por eso y mucho más el Balonmano Ciudad Real merecía este triunfo y lo logró. 33-27 fue el resultado final.
Con cinco goles en contra en el partido de la ida y un mal arbitraje en tierras germanas, cerca de seis mil aficionados se dieron cita en el Quijote Arena el pasado domingo. Porque creían en la remontada, porque soñaban con su equipo. Pero el partido no empezó nada bien para el equipo manchego, que no fue capaz de batir a un Omeyer sobresaliente que demostraba con paradas de todo tipo que era el mejor portero del mundo. Sin duda, el francés fue el héroe de un Kiel que llegó al descanso con un gol de ventaja en el marcador: 13-14.

Pese a esta situación, el equipo de Talant no tiró la toalla, les sobraba coraje y corazón, y tiraron de fuerza y valor para cambiar el signo del partido en el minuto 48. Y es que tan sólo diez minutos antes los visitantes seguían dominando el encuentro con cuatro goles a favor. Lo que obligaba a los manchegos a remontar nueve goles (4 de este partido y 5 de la ida).

Pero el equipo alemán bajó su intensidad, las fantásticas paradas de Omeyer comenzaban a escasear. Ahora era el turno de nuestro guardameta Arpad Sterbik, que propició numerosas paradas a las que seguían la contra de sus compañeros y los goles de los cuatro grandes: Jerome Fernández, Chema Rodríguez, Kallman, y Olafur Stefansson, que quería despedirse de la afición ciudadrealeña con otro triunfo.

Prácticamente cincuenta minutos de angustia, y diez de apoteosis que levantaba a los manchegos de sus asientos. Y es que está claro que los sueños existen, y que si hay alguien capaz de hacerlos realidad ese es el Balonmano Ciudad Real. Un equipo cuestionado en el inicio de temporada, que ha logrado llevar de nuevo a sus vitrinas la Liga Asobal y esta copa tan preciada, la que nos lleva a ser los líderes de Europa, y que sin embargo poco se aprecia, pues estos triunfos son eclipsados por el deporte rey, el fútbol. Tanto es así que no encontramos representación política en el pabellón. Pero no por ello hemos de dejar de darles el reconocimiento que se merecen.

¡FELICIDADES A ESA GRAN AFICIÓN! Y MUCHAS ¡FELICIDADES AL CAMPEÓN: EL BALONMANO CIUDAD REAL!

Fuente de la imagen:
http://www.marca.com/

1 Comentario

Dejar respuesta