Bailando en Lughnasa

1
303

Durante estos días navideños, y de nuevo desde el 14 de enero el Teatro Guindalera concluye su ciclo dedicado a Brian Friel con Bailando en Lughnasa. La obra cuenta la historia de la familia Mundy desde dos puntos de vista; por un lado el de lo ocurrido durante el verano de 1936 y por otro, los recuerdos que tiene Michael (Raúl Fernández) de ese verano cuando ya es adulto.
Las cinco hermanas Mundy viven juntas en un pequeño pueblo irlandés y encerradas entre las garras del miedo al que dirán, fomentado por la situación de Cris (María Pastor), la menor de las hermanas y madre soltera de Michael. Además, a ellas se ha unido recientemente el Padre Jack (Juan Pastor) que tras años en las misiones en África ha regresado acompañado de unas creencias muy alejadas de la moral cristiana.

Los sucesos ocurren coincidiendo con la festividad de Lughnasa, una celebración de tradición celta que consiste en mercadillos, ferias y diferentes ritos paganos, y que marca el inicio de la cosecha anual. Ante esta situación, el baile al ritmo de la música que sale de una vieja radio, se convierte en un medio para intentar liberarse de los valores tradicionales, conservadores y católicos, conduciendo a la familia al final de su convivencia.

Esta vez, el número de personas en escena es superior al que tienen acostumbrados al público. Pero en el reducido espacio con el que cuenta este teatro, ocho actores se complementan y coordinan perfectamente para contar una historia dramática con toques de dulzura e incluso cómicos, todo ello entre bailes.

Como dato añadido, cabe destacar que Guindalera ha recibido el premio Ojo Crítico de teatro 2009 de RNE.

Fuente del texto:
http://www.guindalera.com/
Fuente de la imagen:
http://images.google.es

1 Comentario

Dejar respuesta