¡Ay!… 2010

2
697

Si George Orwell levantara la cabeza, sonreiría al ver cómo el “Gran Hermano”, que todo veía y todo controlaba, fue descubierto de este a oeste. 2010 termina con papeles del departamento de Estado aún por destapar por Wikileaks y el heróe Assange, compareciendo y entrando a juzgados con peor imagen que los últimos deportistas sospechosos en tramas de dopaje.

Más de 200.000 personas en Haití (¡Ay! Haití) no pudieron ver cómo la diplomacia norteamericana quedaba al descubierto, y en Islandia el volcán de nombre impronunciable llenaba el cielo con ceniza. El mismo cielo que los 33 mineros de Chile tardaron en ver 69 días.

Y al norte, en Perú, la familia Vargas Llosa y el sonriente Mario recibían la noticia de la Academia Sueca, el Nobel de Literatura 2010 habla español, por todos los que no están y a los que no dejaron estar, como al chino Liu Xiaobo, premio Nobel de la Paz, aún hoy encarcelado y silenciado por su propio país.

Y hubo remodelaciones en el Gobierno, con huelga el 29-S incluida, Rubalcaba vicepresidente, portavoz y salvador, Jiménez por Moratinos, Pajín por Jiménez, Gómez por Corbacho, la cordobesa Aguilar por Espinosa, adiós a Igualdad y Vivienda se integra con Fomento, y llega Sinde y consigue titular la ley con peor acogida desde hace tiempo con su propio apellido.

Luis Mariñas, Labordeta, el tierno Alexandre, Saramago, Delibes, Berlanga, fallecieron en 2010, y a Baltasar Garzón le mataron en esencia. El juez se vio obligado a abandonar la Audiencia Nacional suspendido en sus funciones.

Y tocamos el cielo en Sudáfrica. Por primera vez conseguimos teñir una estrella de rojigualdo. US Open, Edurne Pasaban, Triplete en motociclismo, Gisela Pulido, Roland Garrós, doble éxito histórico de los de la ribera del Manzanares, segundo anillo de Gasol, Wimbledon… y campeones del Mundo de fútbol.

Y una vez en el cielo los controladores aéreos decidieron que por una enfermedad más contagiosa que la gripe protagonista de 2009 miles de españoles se quedaban en tierra. El ejecutivo proclamó por primera vez en la historia de la democracia el estado de alarma.

Y así en 2010, estuvimos bajo tierra y saboreamos el cielo, y, como dice el Nobel, “la incertidumbre es una margarita cuyos pétalos no se terminan jamás de deshojar”.

¡Feliz deshojamiento de 2011!

Fuentes de las imágenes:
Montaje con imágenes de Internet.
http://www.tvperu.gob.pe/noticias/deportes/futbol/14977–universitario-rendira-homenaje-a-vargas-llosa.html

2 Comentarios

Dejar respuesta