Avilés: Una ciudad que está de moda

0
619

Avilés es un concejo de 25,34 kilómetros cuadrados de superficie, que representa el 0,239% de extensión del Principado de Asturias, situado en el centro de la costa asturiana y a 26 km de Oviedo. Está limitado por el mar Cantábrico y por los concejos de Gozón al este, Corvera al sur y Castrillón e Illas al oeste.
Toda su superficie se reparte entre la línea de la costa y los montes que lo cierran por el sur, siendo la ría de Avilés la que marca la morfología del territorio. La ría ocupa el 3% de toda la superficie, llegando después de tres millas de muelles hasta el centro de la ciudad que está en su orilla occidental, siendo el asentamiento histórico de la población.

Tercera ciudad de Asturias, con una población residente de 84.000 habitantes y cabecera de una comarca que supera las 100.000 personas, segundo puerto en importancia comercial y primero pesquero de la región, su posición geográfica, con el aeropuerto de Asturias a 14 kilómetros, le proporciona una posición privilegiada de cara a las comunicaciones.

El complejo industrial de Avilés se consolidó en los años cincuenta con la instalación en ambas márgenes de su ría de grandes plantas productivas, como la siderúrgica de Ensidesa (1951), que más tarde se llamaría CSI, Aceralia y hoy en día Arcelor-Mittal, o las pertenecientes a Cristalería Española (1952), hoy llamada Saint-Gobain, a la Empresa Nacional de Aluminio (1958), posteriormente llamada Inespal y más tarde Alcoa, a  la Asturiana de Zinc (1959), o a la reconvertida Real Compañía Asturiana de Minas, en Arnao, absorbida con el tiempo por la anterior y ambas asentadas en Castrillón. A éstas se le añadieron muy pocas más hasta los últimos años de los ochenta, período en el que, a la crisis de las grandes plantas productivas, le sucedió una notable diversificación del sector industrial, aunque no tan amplia como era de esperar.

La tercera etapa empieza con la aparición de la famosa “Reconversión Industrial”, es decir, otra forma de llamar al cierre de industrias y a las reducciones masivas de plantillas.

Debido al crecimiento industrial, la ciudad se convirtió en una trampa para la salud. Los valores guía admitidos para algunas sustancias eran rebasados de formas espectacular. En diciembre de 1979 los valores en materias sedimentables superaban en 300 veces el valor máximo permitido. En enero de 1981, Avilés fue declarada Zona de Atmósfera Contaminada. Era la ciudad española más contaminada, lo que producía un alto número de enfermos de asma. Sólo era superada en niveles contaminantes por la ciudad polaca de Katowice.

Hoy en día, la ciudad, con su recuperación medioambiental, la recuperación de la ría y del casco histórico, con su gran oferta hotelera y de restauración, con su programación festiva, cultural, ferial y deportiva está de moda como ciudad atractiva para turistas y visitantes, caminando decidida hacia el futuro y con una gran apuesta por la modernidad, por la cultura y por la tecnología, avanzando también en la sociedad de la información de forma pionera, siendo el primer municipio español que con la instalación de una red wifi da acceso gratuito a Internet en el casco histórico y en la zona de la Ria. Se continuará trabajando en esta línea, manteniendo y ampliando redes inalámbricas de banda ancha que permitan el acceso a Internet desde dispositivos portátiles con acceso a wifi en algo más del 60% de su territorio urbano.

El elemento emblemático de la transformación futura de Avilés es el Centro Niemeyer que hoy está en construcción. Toda la ciudad tiene la mirada puesta en este proyecto como elemento que supondrá la revitalización definitiva basada en esta apuesta cultural y turística, pero sin olvidar por ello el importante componente industrial de la comarca.

Es el eje alrededor del cual se construirá el Avilés del futuro. Se trata de un plan del Gobiernodel Principado de Asturias y del Ayuntamiento de Avilés que representa el proyecto de transformación más ambicioso de la historia reciente de la ciudad, diseñado desde un urbanismo estratégico y dinamizador que lo convertirá en un potenciador de la Asturias del siglo XXI.

El centenario arquitecto brasileño Óscar Niemeyer recibió en 1989 el Premio Príncipe de Asturias de las Artes. En 2006, cuando estos galardones celebraban su primer cuarto de siglo de existencia, la FPA(Fundación Príncipe de Asturias) contactó con todos los premiados para que, de alguna manera, se sumaran a los actos del 25 aniversario.

“Yo soy arquitecto y, por tanto, lo que sé hacer son diseños de edificios,y eso es lo que voy a hacer, diseñar un edificio”.

Y así, sobre un papelen blanco, comenzó a trazar esas curvas en las que él es un mago. Niemeyer ofrecía el mejor de los regalos posibles.

Aquellos primeros trazos, realizados con un grueso rotulador negro, se hanconvertido en un ambicioso proyecto cultural, que tendrá como sede el que el mismo Niemeyer ha calificado como su obra más importante en Europa, y su único proyecto en España.

Los cuatro edificios que conforman este equipamiento se construirán sobre una parcela de 44.213 metros cuadrados formada por terrenos aportados por el Puerto y el Ayuntamiento, posibilitando la colaboración de Infoinvest para la construcción de un parking subterráneo. La obra constructiva es financiada íntegramente por el Gobierno de Asturias. El centro ocupará toda la superficie de la parcela, ya que los espacios abiertos y a la gran plaza pública pensada para llegar a acoger a 10.000 personas forman parte de la obra.

La primera piedra del Centro Cultural Internacional Oscar Niemeyer fue colocada el pasado 12 de Abril del 2008, y la inauguración está prevista a mediados de 2010. De esta manera, el Centro Niemeyer se convertirá en el equipamiento cultural de relevancia internacional que más rápido ha cristalizado, desde la idea original, en 2006, a su apertura al público en 2010.

Además, el centro Niemeyer será a su vez el centro de un ambicioso proyecto de reordenación urbanística y regeneración económica, ya que será el motor de la denominada Isla de la Innovación, que transformará totalmente el margen de la ría ocupado actualmente por suelo industrial.

Esta será la única obra de Oscar Niemeyer en España y, según sus propias palabras, la más importante de todas las que ha realizado en Europa. Con la misma sana ambición, el Centro Niemeyer pretende convertirse en un referente internacional en la producción de contenidos culturales, un espacio asociado a la excelencia dedicado a la educación y la cultura. Para conseguirlo, el complejo cultural consta de cinco piezas independientes y a la vez complementarias:

  • Un auditorio con capacidad para 1.000 espectadores.
  • Un espacio expositivo diáfano de cerca de 4.000 metros cuadrados.
  • Torre-Mirador sobra la ría y la ciudad.
  • Edificio polivalente que albergará un cine, salas de ensayo, reuniones y conferencias.
  • Una plaza abierta, en la que se programará actividad cultural y lúdica de forma continua, y que pretende ser el nexo de unión entre el Centro y la ciudad.

El Centro Niemeyer será una puerta abierta a la cultura en todas sus formas, tradiciones y estilos. Música, teatro, cine, exposiciones, conferencias, noticias al aire libre y educativas serán los protagonistas de una programación cultural multidisciplinar con el único denominador común de la excelencia.

El Centro Niemeyer está concebido como un imán capaz de atraer talento, un nodo de conocimiento y creatividad. Desde este punto de vista, no va a ser sólo una puerta de entrada a lo mejor de la cultura universal, sino también una fábrica de producción de contenidos. Para ello, desde la celebración del Primer Foro Mundial de Centros Culturales en Avilés, el Centro Niemeyer trabaja en red con algunos de los más prestigiosos centros culturales del panorama internacional.

Consejo asesor internacional
El Centro Niemeyer cuenta con un consejo asesor que integran destacadas personalidades de diferentes ámbitos de la cultura y de la sociedad. Así, este consejo está formado por el cineasta norteamericano Woody Allen, el científico inglés Stephen Hawking, el escritor brasileño Paulo Coelho y el creador de Internet y Vicepresidente de Google, Vinton Cerf.

  • Woody Allen
    Nacido en el Bronx neoyorquino en 1935, Woody Allen – actor, guionista y director – es uno de los principales referentes del cine mundial. Ha dirigido 38 películas, con las que ha ganado un Oscar al Mejor Director y dos al Mejor Guión Original. Además de su trabajo en el mundo del cine, Allen siempre ha destacado por su implicación en todos los ámbitos de la cultura, tales como la literatura – es autor de varios libros de relatos – y la música, en especial el Jazz. En 2002, recibió el Premio Príncipe de las Artes.
  • Stephen Hawking
    El científico inglés Stephen Hawking nació en Oxford en 1942. Estudió Física en su ciudad natal y, posteriormente, comenzó a estudiar Cosmología. Y es en ese campo donde Hawking se dio a conocer, con sus estudios sobre el origen del Universo y los agujeros negros. Es miembro de la Real Sociedad de Londres y de la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos. En 1989, recibió el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia.
  • Paulo Coelho
    El escritor brasileño Paulo Coelho, nacido en 1947 en Río de Janeiro, es uno de los autores vivos que más libros ha vendido en todo el mundo. Más de 100 millones de copias de sus 16 libros. Entre todos ellos destaca El Alquimista, la obra que le otorgó el reconocimiento mundial. Coelho tiene detrás de sí una legión de lectores-fans que le siguen allá donde va, y con los que se mantiene en contacto a través de su blog, que actualiza personalmente varias veces al día. Además de ese compromiso con las nuevas tecnologías, destaca por su lucha por la mejora de las condiciones de vida en Brasil, donde lidera varios proyectos basados en la educación de los jóvenes de las favelas.
  • Vinton Cerf
    Considerado como uno de los padres de Internet, el científico estadounidense Vinton Cerf nació en Connecticut en 1943. Estudió Matemáticas y Ciencias de la Computación en la Universidad de Stanford. Sus estudios para crear una conexión de las distintas redes que usaba el Ministerio de Defensa de Estados Unidos derivaron en el diseño de los protocolos que hoy son conocidos como TCP/IP. Entre 1982 y 1986, diseñó el primer servicio comercial del correo electrónico. En el año 2002, recibió el Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica.

Referencias:
http://www.niemeyercenter.org/index.php?lnk=centro&sublnk=detalle&act_id=12
http://www.ayto-aviles.es/SilverMaster50/AytoAvilesPortal/portal/cn/Home/Inicio

Revista de información municipal “El eco de Avilés”, número 27.

Dejar respuesta