La Universidad de Valencia anuncia nuevos avances en la depuración y desalinización de aguas

0
286

La Universidad de Valencia ha desarrollado la primera red inteligente inalámbrica, lo que significa un gran impulso para los procesos de desalinización y depuración de las aguas, ya que esta invención permitirá una reducción del 74 por ciento del consumo energético en las instalaciones de depuración y un ahorro del 45 por ciento en sus costes. 

Este avance viene de la mano del proyecto europeo Hydrobionets, que cuenta con un presupuesto de 3,5 millones de euros para tres años y que está coordinado por el Grupo de Sistemas de Información y Comunicación (GSIC) del Instituto de Robótica y TIC (IRTIC) del Parque Científico de la Universidad de Valencia. Se trata de una plataforma multidisciplinar en la que convergen diversos organismos europeos, entre los que destacan el Centro Nacional de Microelectrónica del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), la empresa Acciona Agua y otros centros de investigación de Suecia, Hungría, Grecia y Gran Bretaña. 

El proyecto fue presentado el 28 de diciembre por Pedro Carrasco, vicerrector de Investigación y Política Científica de la Universidad de Valencia; Àngels Sanchis, directora técnica de la Oficina de Proyectos Europeos, y Baltasar Beferull, coordinador de Hydrobionets. Esta propuesta tiene como principal objetivo el aumento de la productividad y la reducción de los costes en las plantas depuradoras. De hecho, se calcula que se podrán reducir hasta en un 45 por ciento los costes derivados de la desalinización, un diez por ciento en consumo de energía, un quince por ciento en el uso de químicos y un 25 por ciento en el cambio de membranas; es decir, un ahorro combinado de al menos 625.000 euros al año en energía, 270.000 euros en reactivos y 195.000 euros en reposición de membranas. 

Según apuntó Beferull, esta nueva red generará “una mejor gestión de las instalaciones, puesto que hará posible acceder y visualizar los diferentes procesos con más eficiencia”. 

Por su parte, Pedro Carrasco señaló que esta investigación no sólo destaca por su carácter pionero, sino que también supone una muestra más de la transferencia de conocimientos desde la Universidad de Valencia a la sociedad. Además, Àngels Sanchis recordó la importancia de estas investigaciones en el marco europeo y apuntó que, de los cuatro proyectos llevados a cabo por la Comunidad Valenciana dentro del Programa Idea, tres de ellos han sido gestionados por la Universidad de Valencia. 

Este nuevo avance no va a quedarse en el campo de la desalinización y depuración de las aguas, sino que en los próximos tres años se analizará el posible uso de estas nuevas tecnologías en otras aplicaciones, como el control de los alimentos  y el aire, el funcionamiento de las plantas de biogás o los mecanismos de defensa contra actos de bioterrorismo.

Presentación del Proyecto Europeo Hydrobionets
[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=Szmk9nMpebQ&feature=player_embedded[/youtube]

Imagen cedida por la Universidad de Valencia 

Dejar respuesta