Athletic y Atlético dan un paso al frente en la Europa League

0
83

El Athletic de Bilbao se libró en el Viltens-Arena de un buen Schalke 04 liderado por Raúl González. El madrileño hizo los dos goles alemanes, mientras que Llorente (por partida doble), De Marcos y Muniaín marcaron para los leones. En el Estadio Vicente Calderón, el Atlético se impuso al Hannover (2-1) gracias a un golazo de Salvio en el minuto 89.

Fernando Llorente entre jugadores del Schalke 04

El feudo del Schalke fue el campo de batalla de una auténtica guerra futbolística. La furia de los de Bielsa pudo finalmente con la veteranía del mando de Raúl, pero los leones no tuvieron una tarea sencilla. Llorente atestó su primer zarpazo a los 21 minutos tras un grave error de Hilderbrand, aunque los bilbaínos se encontraron muy pronto con el tejemaneje diseñado por el ex jugador blanco. Tras una jugada por la banda derecha germana, Raúl filtró el balón entre una marabunta de piernas para llegar al fondo de las mallas.

El partido llegó a su segundo acto y el goleador de los mineros trató de prolongar la pesadilla del equipo español. Un disparo rebotado llegó a los dominios de Raúl, que armó su avispada zurda y dibujo una volea que se coló en la meta de Iraizoz. No obstante, el séquito de Llorente siguió remando hasta llegar a buen puerto. El tanto del empate fue obra del riojano tras rematar un córner con sutileza y, cuando apenas quedaban diez minutos para la conclusión, De Marcos y Muniaín completaron el definitivo 2-4 que deja la eliminatoria de cara para los de Bielsa.

El Atlético de Madrid, por su parte, no sacó del Vicente Calderón el mejor resultado posible ante el Hannover (2-1), pero sí puso de manifiesto la filosofía del Cholo Simeone en una victoria por la mínima que puede ser decisiva para las aspiraciones europeas de los rojiblancos.

La primera parte fue prácticamente colchonera, pues el partido estaba a merced de un Atlético que se adelantó a los nueve minutos de juego con un cabezazo de Falcao. Gabi puso la falta y El Tigre sólo tuvo que desgarrar la defensa bávara.

Así, el resto del primer período se desenvolvió sin problemas hasta que una de las contras del Hannover 96 tuvo final feliz: Stindl asistió magistralmente a Diouf y éste no falló ante Courtois. A partir de entonces, el Atleti buscó sin pausa y con buen juego el segundo que le diera aún más opciones de cara al partido de vuelta, pero tuvo que esperar hasta el último suspiro para obtener su recompensa. Un fabuloso gol de Salvio dio el triunfo al conjunto de Simeone, que deberá defender su ventaja en tierras teutonas sin poder contar con la participación de los sancionados Gabi, Arda y Juanfran.

Por otro lado, el Valencia fue el damnificado de la noche española en Europa League. El AZ Alkmaar holandés doblegó a los de Unay Emery, que estuvieron irreconocibles en una competición que suele curar sus heridas de la Liga.

Jordi Alba, Soldado y Barragán pusieron a prueba en varias ocasiones al meta local tras los primeros incordios de Altidore y Gudmundsson, pero fueron precisamente los holandeses los que pegaron primero en los últimos coletazos del primer tiempo por medio de Holman a la salida de un córner.

El gol del australiano reavivó al AZ, que salió en la segunda parte con ganas de aumentar su ventaja a pesar del dominio ché del primer tiempo. Sin embargo, fueron esta vez los de Emery los que hicieron uso de la injusticia del fútbol. Topal puso el empate en el marcador con un fenomenal testarazo, aunque el tanto no amedrentó a los de Verbeek, que lucharon hasta conseguir sus objetivos. Holman fue de nuevo el encargado de arruinar la noche valencianista, que volvió a naufragar en su intento por detener a los atacantes locales.

En Lisboa, el Sporting se deshizo del Metalist ucraniano en un partido que sólo existió en la segunda mitad. Tras un primer período tedioso, el conjunto local despertó de su letargo y dejó el protagonismo en los pies de Diego Capel, que lideró la victoria portuguesa al intervenir en el primer gol, obra de Izmailov, y no dejar de atemorizar a la zaga visitante.

A pesar del dominio local y del segundo gol luso, marcado por Insua, el Sporting tendrá que viajar a Ucrania con un gol en contra por culpa de un absurdo penalti de Rui Patricio cometido en el último minuto. El meta, que ensombreció su gran actuación con dicha falta, no pudo parar el disparo de Cleiton Xavier desde el punto fatídico.

 Imagen: www-athletic-club.net/oleoleole

Dejar respuesta