El fin de los sospechosos del atentado en Boston

1
136

El pasado 15 de abril, 3 personas murieron y 282 resultaron heridas en la tradicional maratón de Boston como consecuencia de un ataque terrorista. Durante la detención, uno de los dos principales sospechosos murió y el segundo ha confesado su autoría tras ser capturado por las autoridades estadounidenses. El terrible suceso ha despertado un gran recelo hacia los inmigrantes en todo el país.

Foto obtenida por FotopediaSegún las investigaciones de los oficiales de la Oficina Federal de Investigaciones estadounidense (FBI, por sus siglas en inglés), los hermanos Tamerlan y Dzhokar Tsarnaev, de origen checheno, perpetraron los atentados por motivos religiosos, actuaron solos y no tienen contactos con grupos terroristas nacionales o extranjeros. Dzhokhar Tsarnaev ha señalado a las autoridades que su hermano Tamerlan fue el autor intelectual de los ataques y ha reconocido también el asesinato de un policía universitario tres días después de los atentados. El presidente Barack Obama ha reconocido que la captura del segundo sospechoso ha puesto fin a cinco días muy difíciles para la Casa Blanca y la nación. Sin embargo, el FBI continúa investigando cómo consiguieron los hermanos su arsenal de armas, dado que ninguno de ellos tenía licencia; y, sobre todo, si realmente no recibieron ayuda de grupos terroristas internacionales.

Tamerlan Tsarnaev fue abatido por la policía de Boston tras la muerte de un agente por disparos en el campus de la prestigiosa universidad Massachusetts Institute of Technology (MIT). Su hermano Dzhokhar Tsarnaev continúa hospitalizado tras recibir un disparo en el cuello, según ha informado CNN.

Dzhokhar ha confesado a los investigadores que él y su hermano habían decidido espontáneamente, tres días después del atentado en la maratón, ir a Nueva York para detonar sus explosivos restantes. Los materiales previstos eran una bomba construida con una olla de presión similar a las utilizadas en la maratón y cinco bombas de tubo, de acuerdo con el jefe de la Policía neoyorquina, Raymond Kelly. El alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, ha asegurado a los medios de comunicación que los hermanos Tsarnaev “querían conducir hasta Nueva York y colocar explosivos adicionales en Times Square”. Además ha trascendido recientemente que la Agencia Central de Inteligencia (CIA) había identificado hace 18 meses a Tamerlán como “terrorista” en una base de datos, lo que motivará al Congreso a iniciar una investigación relacionada con la información procedente de funcionarios de los servicios de inteligencia rusos.

El ataque en Boston y la información obtenida por el FBI y la CIA han provocado que se extreme la seguridad y que se reabra la brecha entre partidarios y detractores de la reforma migratoria del presidente Barack Obama- que supone la regularización de la situación de mas de 11 millones de indocumentados-. Los opositores al proyecto alegan que el atentado debería ser una razón para reconsiderar la facilitación de la ciudadanía a los inmigrantes y que la seguridad estadounidense estará en riesgo si se permite a los inmigrantes ilegales regularizar su situación. Barack Obama por su parte ha señalado que aunque la reforma migratoria “ha tomado un poco más de tiempo que lo que esperábamos, tengo la esperanza de que este año” se apruebe finalmente. Obama añadió que la reforma es “amplia y justa” y que su aprobación mejorará la capacidad de mantener el país a salvo.

1 Comentario

Dejar respuesta