Asturias, vistas queridas

1
685

Cuando la gente piensa en Asturias lo primero que le viene a la cabeza es lluvia, viento y frío, pero lo que realmente tiene que traer a la memoria son unos grandes paisajes verdes donde se mezclan la playa, las praderas, los acantilados y las montañas. En muchas zonas del Principado el mar y la montaña están separados por poco más de 7 kilómetros en línea recta, esto hace de Asturias uno de los lugares con mejores paisajes naturales de la Península.

Un lugar emblemático es Covadonga, para los más devotos por su carácter religioso y su gran basílica, para los no tan devotos por ver una pequeña capilla dentro de una gran roca, paro los amantes de la naturaleza por su enclave mágico situado en plenos Picos de Europa. Los exuberantes lagos Enol y Ercina reinan en un paraje cuyas vistas hacen que el viaje de subida a los lagos en una carretera de vértigo, merezca la pena.

Llanes y Ribadesella son dos pueblos costeros, el primero conocido por sus innumerables acantilados y miradores, así como pequeños pueblos que pertenecen al Concejo como el Mazuco cuya situación geográfica le enclava dentro de una pequeña sierra con vistas a los Picos de Europa. El segundo, es famoso por la desembocadura del río más grande de la región, el Sella, pero lo que muchos no conocen es un pequeño pueblo llamado Cueva que es famoso en la zona por su “sorpresa”, la cual invito a todos a descubrir.

Destacar otros parajes como la Sierra de Cabrales famosa por dar nombre a uno de los quesos más consumidos del país, pero cuyos rincones son de una enorme belleza natural. Gijón es la localidad más grande del Principado, pero no por ello es más feo, sus cerros, su famosa playa de San Lorenzo y el casco histórico del municipio hacen de Gijón otro de los sitios con encanto de Asturias. A una hora de Gijón se encuentra Lastres, perteneciente al municipio de Colunga y que es famoso por prestar sus calles para grabar la serie de Doctor Mateo, pero que destaca por su centro empedrado con calles empinadas con vistas a la bahía.

No se puede hablar de Asturias sin hablar de su gastronomía. ¿Te imaginas entrar en un restaurante a comer el menú del día y que de lo que pidas te dejen el puchero o la fuente? Pues eso pasa en Asturias y encima a un precio muy razonable con una calidad inmejorable. Por último, vayas donde vayas pide una sidra natural y tomate una buena ración de los embutidos de la región, no te defraudará.

Fuentes del texto:
Elaboración propia
Fuentes de las imágenes:
Fotos propias

1 Comentario

Dejar respuesta