“Ashia, la niña somalí” que soñaba con la libertad

0
131

El pasado martes tuvo lugar en el Ateneo de Madrid la presentación de la primera obra del periodista Neo Coslado Ashia, la niña somalí.

somaliEsta novela nunca debió escribirse tal y como afirma en su prólogo Mario Escobar, porque a través del personaje principal -Ashia, una niña de catorce años-, relata la cruda y real situación en la que viven las mujeres somalíes.

La presentación del acto estuvo en manos de Francisco del Barrio, secretario general del Ateneo, que tras una breve intervención y una primera presentación de los participantes dio paso a lo que sin duda fue la parte más dura de la tarde, la proyección del Book Trailer de la novela. Antes de pulsar el play, el presentador avisó de las durísimas imágenes que los asistentes íbamos a presenciar y aconsejó abandonar la sala si se deseaba. Y tal como había comunicado así fue; cinco minutos de imágenes atroces y vídeos donde se pudieron ver decenas de hombres apedreando a varias mujeres o el sufrimiento de una niña en el momento en el que se le practica la ablación del clítoris. El vídeo, que no dejó indiferente al público, se cerró con una frase: “Ellos tiran las piedras, no escondas tú la mano”.

El turno de palabra lo tomó la editora, Nuria Fuente, quien al igual que todos los asistentes había enmudecido al ver las inhumanas imágenes. Aun así, agradeció a Neo Coslado la oportunidad que le había dado al editar su libro y recordó que el 3% de los beneficios se donarían a la Organización Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), no sin antes aclarar que la citada organización no había participado ni en la edición ni en la escritura de este libro.

“Me he sentido muy identificada, porque he visto todo lo que se describe”, comentó sobre el libro la periodista Pepa Roma, invitada y madrina de la presentación. “Hasta tal punto”, continuaba, “que tuve que llamar a Nao y preguntarle si había estado en Somalia alguna vez”. Más tarde el propio autor manifestaba que no había estado nunca en el país africano, que la novela había sido fruto de su imaginación y de largas noches sin dormir documentándose. En esta misma intervención Coslado confesó que fue la frase “A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara una gota” de la Madre Teresa de Calcuta lo que le impulsó a comenzar la novela.

Si la presentación en sí fue intensa, más intensas fueron las intervenciones del público. Se debatieron las causas de la situación en Somalia, se habló de los señores de la guerra (que quedan reflejados en el libro) que se adueñan de toda la ayuda humanitaria que llega desde Occidente, y de la irrupción del capital en los países tercermundistas. Incluso Roma hizo un paralelismo entre las muertes que están destruyendo los países africanos y la pérdida de los valores tradicionales generadas por las potencias occidentales.

Fotografía: Mireia Carrasco
Imagen de Daniel J. Gerstle

Dejar respuesta