¿Asesorado por el primo de Rajoy?

0
216

Si meses atrás era el actual líder del PP, Mariano Rajoy, el que se desmarcaba de todo lo relacionado con el cambio climático y negaba éste de manera rotunda, aludiendo a una curiosa anécdota que le contó su primo, catedrático de Física en la Universidad de Sevilla. Ahora, el que en su momento fue presidente del Gobierno en España, José María Aznar, aprovechando la presentación del libro del presidente checo Vâclac Klaus, “Planeta azul (no verde)”, hace algo similar, eso sí, con mayor seguridad que el anterior y con una convicción que parece inamovible.

Y es que lo de Aznar no tiene desperdicio – siempre que por su boca manan palabras no defrauda a nadie-, es la persona que más pleitesía rinde al dicho popular de: “donde dije digo, digo Diego”. El mismo que afirmó la existencia de armas de destrucción masiva o el mismo, porque no fue otro, que firmó en 1998 el protocolo de Kioto y acordó con la UE el tope de emisiones para España, se erige ahora como un “jovenzuelo” de larga melena despreocupado por algo como el cambio climático, y es más, hasta duda de que en él haya sido determinante la acción del hombre. Tengamos piedad pues del ex – presidente, que ve a todos los que luchan por los cambios que está sufriendo el planeta azul, como “abanderados del Apocalipsis climático”, además de considerar el movimiento ecologista como el nuevo comunismo . Tal vez, conforme se van cumpliendo años, uno puede decir cuanto le apetece, debe ser eso, y hacer lo que le viene en gana, porque al señor Aznar no hay quién lo frene, ni en temas de clima, ni en temas de tráfico, ¿o hay que recordar aquellas palabras que dijo en referencia al límite de velocidad?  El caso es que no esta sólo, tiene buena compañía. No sé si como fiel escudero, o José María como escudero de éste, pero el ya mencionado Vâclac Klaus, próximo presidente de la Unión Europea, tampoco cree en los procesos climáticos que están cambiando el planeta y de ello da fe su último escrito.

Mientras tanto, los españoles, unos más concienciados que otros en lo referente al calentamiento global, hemos asistido atónitos a como Mariano Rajoy se desmarcaba de las declaraciones de Aznar, y al inicio por parte del Ministro de Industria, Miguel Sebastián -por seguir dentro de esta temática verde que hemos iniciado- ponía en marcha una investigación acerca del posible fraude en los campos de energía fotovoltaica. El caso es que, aquí cada uno juega con la naturaleza como quiere, sino  puede ser mediante el timo –véase el caso de los huertos solares-, se hace alarde de palabrerío como el de Aznar y listo. Debe ser que el más consciente, y mira que resulta difícil decir esto, durante la semana  ha sido José Blanco añadiendo aquello de: “Sólo hay tres personas que creen que el cambio climático no es un desafío: Aznar, Rajoy y el primo de Rajoy”. Lo que hay, y lo que nos queda por oír. Por suerte, siempre podremos recurrir a las sabias palabras del negociador del Protocolo post-Kioto, el maltés Michael Zammit Cutajar, y saber que el horizonte que espera a las generaciones futuras no es para nada alentador, así como el porvenir de lo acordado en Kioto dependerá de lo que se negocie en el próximo encuentro en la ciudad de Poznan y de cómo actúe la Unión Europea. Eso sí, con similares personajes como los ya mencionados, y no hace falta aclarar quiénes, campando por el viejo continente, pocos serán los que a escala mundial nos tomen en serio.

Fuentes del Texto:
El País (23 de octubre de 2008)
Público (24 de octubre de 2008)
Cadena Ser (http://www.cadenaser.com)
El Mundo. Es (http://www.elmundo.es)
Fuentes de las imágenes:
El Mundo. Es (http://www.elmundo.es)

Dejar respuesta