“Aquellos eran los amorosos huesos que habían crecido en torno a mi ausencia”: Susie Salmon

0
273

Peter Jackson, el director de la trilogía de “El Señor de los Anillos”, esta vez deja a un lado los elfos, Mordor y las lejanas aldeas de la Tierra Media para adentrarse en un drama que mezcla el mundo de la realidad con el de la ficción: “The Lovely Bones”, que se estrenará en España el 26 de febrero.
Susie Salmon es la protagonista de la historia, una joven que con tan solo 14 años es brutalmente asesinada por uno de sus vecinos. Tras su muerte, se encuentra en un espacio mágico, entre el cielo y la Tierra, que Jackson ejemplifica con unos correctos efectos especiales para recrear lo maravilloso y placentero del lugar. Desde allí, la protagonista puede observar lo que sucede en la Tierra, cómo vive su familia la tragedia que supone perder a un hijo y las peripecias que tiene que llevar a cabo su asesino para que no lo descubran y para continuar cometiendo crímenes. Pero Susie, además de esto, tiene la capacidad de influir en las personas, ya que las cosas que ella desea con mucha fuerza pueden llegar a convertirse en realidad. Sin embargo, la hija de los Salmon no se percata de que esto puede suponer un grave problema para sus seres queridos, ya que puede poner en peligro sus vidas.

Si la historia de Susie es trágica, no sólo por su fallecimiento, sino por el drama que sufre la niña al encontrarse entre dos mundos y no poder regresar con su familia; no se queda atrás el sin vivir de sus padres (los oscarizados Mark Wahlberg y Rachel Weisz). Ambos intentan superar de maneras totalmente antagónicas la desaparición de su hija. Mientras que su madre persigue olvidar todo lo ocurrido e intentar proseguir con su vida, aunque sin tener las fuerzas necesarias ni para entrar en la habitación de Susie; su padre, por su parte, no puede dejar a un lado todo esto y decide buscar al asesino por su cuenta.

Rachel Weisz está soberbia, como en la mayoría de los papeles que interpreta, en el rol de la madre de Susie Salmon pues es capaz de hacer sentir al espectador la agonía que está padeciendo. Tras intentar evitar que su marido siguiera con la obsesión de encontrar al criminal, decide poner tierra de por medio e intentar huir de un dolor que la corroe por dentro. Durante su ausencia, el delirio del padre continúa y se hace cada vez más agudo, pero con el retorno de la señora Salmon todo parece volver a una cierta normalidad, que no puede alcanzarse plenamente sin la presencia de Susie.

Su misión ahora será emprender una nueva vida juntos, cuidando de sus dos hijos y con el recuerdo vivo de su hija fallecida en sus corazones.

Fuente del texto:
Nerea Pita
Fuente de la imagen:
Paramount Pictures

Dejar respuesta