Apple presenta iPad: ¿triunfará?

0
365

La empresa Apple es curiosa, durante muchos años se ha movido en un fino alambre lanzando productos con mucho éxito y otros que han resultado ser auténticos fiascos. Sin embargo, en los últimos tiempos parece haber dado con la tecla adecuada. Culpa de ello lo tienen productos muy bien desarrollados tanto a nivel de hardware como de software. Comenzó incorporándose al mercado de los MP3 y triunfó con toda la gama de iPod. Posteriormente se pasó al mundo de los teléfonos móviles, y triunfó con los iPhone. Ahora es el turno de las tabletas digitales y Apple presenta su iPad con el objetivo de volver a romper el mercado.

La primera pregunta que se nos plantea es: ¿qué es el iPad? Pues básicamente es un iPhone grande, muy grande: la pantalla de esta tableta es de casi diez pulgadas. También podemos observar que es un dispositivo más potente que su hermano pequeño, gracias a un procesador que la propia compañía ha desarrollado. Y poco más… tan solo un cambio en el tamaño de la pantalla es suficiente para que nos encontremos con un producto orientado a funciones distintas. iPad pretende ser un aparato “todo en uno” y personal; cada usuario del mismo puede hacer con él diversas tareas, desde ver películas y escuchar música hasta redactar documentos o leer prensa; y todo ello en un tamaño que no es lo suficientemente grande para molestar ni lo suficientemente pequeño como para tener que forzar la vista.

En la presentación del producto, el director ejecutivo Steve Jobs mostraba diversos periódicos digitales que se podían ver con claridad. Ese es uno de los usos principales para los que se ha pensado la tableta. Se habla incluso de que estas versiones digitales pueden llegar a jubilar a los periódicos impresos. En este sentido podemos encontrar un pequeño defecto al producto, y es que la pantalla que utiliza es retroiluminada, lo que significa que cansa los ojos cuando estamos un tiempo delante de ella. La competencia son las pantallas de tinta electrónica, menos espectacular en cuanto a representación de color pero muy agradables para los ojos.

Otro de los usos en los que Apple está muy interesada es en el de utilizarla como videoconsola. Muchas desarrolladoras de juegos ya han dado su apoyo a la compañía de Cupertino y buena prueba de ello es la ingente cantidad de títulos de cierta calidad que han salido para sus hermanos menores: los iPhone e iPod. Sin embargo en ninguno de los casos estamos ante una consola en sí; es más, llega incluso a ser verdaderamente molesto tener que invadir la pantalla con los dedos mientras jugamos.

Para el resto de los usos pensados también encontramos buenos sustitutivos en casa. Supongo que nadie preferirá ver una película en 10 pulgadas antes que verla en una televisión mucho más grande, y supongo que nadie elegirá redactar un amplio documento en una pantalla táctil antes que en un cómodo teclado de ordenador.

Estamos entonces ante un aparato orientado preferentemente para un uso fuera del hogar. No es la idea principal de Apple, pero sin duda es donde más partido podemos sacar al iPad. El tiempo dirá si toda la enorme y eficaz maquinaria de marketing de la compañía ha conseguido asentar la tableta en los hogares, de momento parece que Apple nuevamente está pisando el fino alambre que separa el éxito del fracaso.

Fuentes de las imágenes:
Apple (www.apple.com)

Dejar respuesta