Apple presenta el iPad Mini para competir contra Google y Amazon

0
118

Es más pequeño, no menos grande” Este es uno de los slogans que Apple ha utilizado para presentar su nueva creación: el iPad mini. Una versión más pequeña de la tablet rey con un precio de entrada que arranca en los 329€.

Son muchos los seguidores – aunque también los detractores – de esta marca puntera del mercado tecnológico, por lo que esta novedad puede ser interpretada como una mejora más en su calidad de vida. Apple, no contenta con dominar el terreno de las tabletas convencionales, ha decidido enfrentarse al nuevo reto de ocupar el nicho de las pequeñas tablets, mucho más ergonómicas, compactas y cómodas para la mayor parte de los usuarios.

Estratégicamente enfocada como un punto óptimo de equilibrio entre iPad y iPhone, el nuevo iPad mini presenta algunas peculiaridades tales como unas teclas idénticas a las del último terminal de la marca, o cámara FaceTime HD. No obstante, el binomio de factores al que más importancia se le ha atribuido ha sido al peso y a sus dimensiones. Fino y ligero, se caracteriza por un peso de 308 gramos y una pantalla de 7,9 pulgadas, que permite seguir disfrutando de un visionado de gran tamaño y resolución.

Pero el nuevo trabajo de la multinacional no se presenta aislado, sino acompañado y con el apoyo del iPad de cuarta generación. Un hecho que ya pone de manifiesto en primera instancia lo que Apple pretende: un lanzamiento prácticamente simultáneo de dos productos mejorados que sean capaces de satisfacer las necesidades concretas de sus usuarios.

Un sistema operativo iOS 6, retroiluminación LED, tecnología IPS, cámaras frontal y trasera, memoria RAM de 512 MB o un almacenamiento interno de 16, 32 o 64 GB, son especificaciones técnicas que junto a su autonomía de 10 horas, ligero peso y su delicado grosor y tamaño hacen que este iPad mini se ofrezca como una apuesta fuerte en este competitivo segmento del mercado.

Sin embargo, como en todos los lanzamientos de la marca, se critican algunos detalles. En este caso, el más representativo que se ha echado de menos ha sido la pantalla retina. La pantalla de alta densidad de píxeles presente en sus otros productos es considerada vital para la plena conformidad de sus seguidores. Ante ello, la reacción de Apple ha sido inmediata y los rumores de una segunda versión – en 2013 – con esta peculiaridad están en el aire.

Con todo ello, y al margen de sus aspectos positivos y negativos, la manzana más conocida nos muestra un producto presidido por un cuidado diseño y perfeccionamiento al detalle, pero ¿será suficiente en este caso para cautivar a la sociedad tecnológica? ¿O por el contrario competidores como Kindle Fire o Google con sus Nexus conseguirán arrebatarle su cuidado posicionamiento? Es un interrogante que se resolverá tras su progresiva implantación en el mercado, dónde se verá su aceptación o negación.

Fotografía: methodshop 

Dejar respuesta