Apoteósico fin de gira de Rulo y La Contrabanda en Barakaldo

0
472

El concierto de Rulo y La Contrabanda del pasado viernes 30 de diciembre dejó más de dos  horas de rock and roll en la sala RockStar Live, y tuvo al bilbaíno Fito Cabrales como invitado sorpresa.

Rulo y La Contrabanda en Barakaldo

“No sé como cojones explicar lo del concierto de esta noche!!! Prefiero no estropearlo intentándolo”. Con estas palabras mostraba Rulo en una red social su agradecimiento a lo vivido en la noche del 30 de diciembre en la RockStar Live de Barakaldo, que presentaba una inmensa cola para entrar a la sala bastante tiempo antes del concierto, algo que ya presagiaba algo grande. Baracaldeses y fans de la banda venidos de otros lugares de España, muchos de ellos de Cantabria, esperaban con ganas asistir a ese final de gira. Y es que los contrabandistas volvían al lugar del crimen para cerrar allí su gira, los vizcaínos los sabían y respondieron a la llamada.

Nada más sonar la megafonía anunciando aquello de “Desde Reinosa, Cantabria…” los aplausos comenzaron y el ambiente fue cada vez a más. Apenas unos minutos pasadas las nueve de la noche Rulo, Fito, Pati, Txarli y Quique salían al escenario en su concierto número 59. Con esta actuación se cerraba una gira que había comenzado el 23 de octubre de 2010 en Zamora y que había recalado seis días más tarde en Barakaldo.

Volvían a esa ciudad y lo hacían a golpe de “No sé”, “Como a veces lo hice yo” y “En vela”. Apelando al poder norteño y preguntándose de dónde sacará las pelas la luna para salir todas las noches sonaba “Baja por diversión”, al tiempo que iba desgranando temas de su primer disco con La Contrabanda y otros de su etapa anterior en La Fuga, Rulo fue presentando a los miembros de su grupo. El primero de ellos fue Fito, “su ceniciento”, a su izquierda en el escenario, a cargo de la guitarra y también voz con el que lleva tocando desde hace 16 años.

A estas siguieron “Mi cenicienta” y “Por verte sonreír”, en la que se vivió uno de los grandes momentos de la noche con Rulo y el público fundidos en perfecta sintonía y saltando enloquecidos. En esta última y como es habitual tocaron acompañados por su road manager, el zamorano Mario.

A continuación revisaron discos como Calles de papel y Negociando gasolina, concretamente temas como “Miguel”, “Amor de contenedor” y “El manual”, ésta en acústico. El de Reinosa continuó con las presentaciones del grupo y después llegaron “Por morder tus labios” o “Jaleo”, la única pista de su álbum Asuntos pendientes.

A él siguieron canciones incluidas en Señales de humo, como “A la baja”, “Heridas del rock and roll”, él único inconveniente del rock según Rulo, y “Fauna rara”. Antes de eso sonaron los acordes del “Jingle Bells” con todos los miembros de la banda ataviados con gorros de Papa Noel. Los ‘fauna rara’ eran legión en la RockStar Live, o al menos eso dijeron a Rulo cuando les pidió que levantasen el brazo los que a ciencia cierta supiesen que se consideraban como tal.

Tras varias canciones más llegó la gran sorpresa de la noche, y es que Rulo contó para el concierto fin de gira con un invitado muy especial que el público no esperaba. No era otro que el gran Fito Cabrales, que acompañó a Rulo a la guitarra y a la voz en ese himno que es “P’aqui P’alla”, recibido con gran entusiasmo por los asistentes que corearon el tema sin parar.

La canción de cierre fue, como en toda la gira, “La cabecita loca”, primer single de Señales de humo. Los contrabandistas se despidieron con “El vals del adiós” sonando y emplazando al público a verlos en Reinosa con Rulo portando la ikurriña. En definitiva, fueron más de dos horas de rock que protagonistas y público disfrutaron al máximo.

Tras este fin de gira se tomarán un pequeño descanso, aunque no pasarán mucho tiempo alejados de los escenarios porque Rulo y La Contrabanda están preparando ya un nuevo proyecto para tocar en teatros que los llevará en los meses de marzo y abril a ciudades como San Sebastián, Gijón o Burgos, entre otras. Y también visitarán ciudades europeas como Londres, en la que actuarán el próximo 12 de mayo en la sala Scala.

Fotografías: Nuria Gutiérrez.

Dejar respuesta