Antònia Font: “La ironía hay que trabajársela, tiene más mérito que la tristeza”

0
88

El grupo Antònia Font

La imaginaria o real Antònia Font debe estar muy orgullosa de que su nombre fuese el escogido por el grupo mallorquín desde que en 1997 pusiesen rumbo a convertirse en un grupo de referencia dentro de la música catalana, y después, a nivel nacional. Ha llovido mucho desde entonces, y han llegado a publicar siete trabajos discográficos de estudio que es lo realmente importante. Disco a disco, como han determinado ellos en más de una ocasión, han tratado temas tan dispares como la ciencia ficción, el mar, las relaciones personales, el espacio y los sentimientos. Ahora llegan para actuar en directo el próximo 8 de febrero en la sala Joy Eslava de Madrid, dentro del ciclo de conciertos Madridpresenta.

Su último álbum, Lamparetes (2011), refleja la soledad que rodea al ser humano, y seguramente por ello, han deseado crear este material en la más estricta intimidad, los cinco componentes y la música alejándose de las grandes producciones. Como ellos contaron hace pocos días a La Huella Digital, sin desligarse de ese humor tan característico: “trabajar en casa con las pantuflas puestas hace que el trabajo tenga el sello de garantía cien por cien Antònia Font. De esta forma controlamos absolutamente todos los pasos desde la creación hasta el diseño del libreto del CD”

Un universo con marca registrada es lo que siempre han propuesto Antònia Font, y que ha aportado al panorama musical de la mano del catalán, hoy en día bastante en alza desde que Manel consiguiese ser el disco más vendido en todo el territorio nacional. Los mallorquines dicen no conocer la fórmula de que el catalán triunfe en estos momentos. Ellos enfatizan en su modesta aportación que “desde Mallorca hemos podido aportar una visión particular de la vida, que se desprende de nuestra idiosincrasia particular basada en la despreocupación absoluta”, y apostillando “En este sentido, los asuntos domésticos nos parecen trascendentales y las grandes preguntas de la humanidad mejor dejarlas para gente mejor preparada”.

Cartel de Antònia Font en Madridpresenta

Puede que la respuesta a que cada vez sean más los fans que se aglutinan en sus conciertos sea su conocido sentido del humor. Disfraces, letras y actitud es lo que les ha servido para que la gente disfrute, dejando claro que “el sentido del humor es un complemento ideal para todas las facetas de la vida. En la música pasa lo mismo. Tenemos todos un sentido del humor corrosivo, que siempre es una gran terapia de grupo,… La tristeza es un sentimiento que aparece sin más, la ironía hay que trabajársela, tiene más mérito”. Sin duda los ejemplos los podemos ver en canciones como “Clint Eastwood” o “Islas Baleares”.

Dicen no querer defraudar a la gente refugiándose en fórmulas que funcionan. Buscan nuevas ideas y elementos de la mano de la improvisación. Tanto es así que tienen éxito con discos más pop como este Lamparetes, o como con Batiscafo Katiuskas (2006), en el que se muestran mucho más electrónicos. Y todo ello tras cinco años de parón en el que hubo especulaciones sobre su posible disolución, algo que creen que no ha afectado al recibimiento del último disco.

No cabe duda de que los mallorquines tienen la originalidad y el buen quehacer de su parte, y por ello aportan un universo diferente que ellos definen como “doméstico, poético y algo nostálgico”, que volverá a poner a este grupo en la carretera. Prueba de ello será su próximo concierto en la capital el 8 de febrero, en la emblemática sala Joy Eslava y de la mano de Madridpresenta.  

+ Info Antònia Font:
Página web oficial.
Facebook.
MySpace.
Twitter.

+ Info Madridpresenta:
Página web oficial.
Facebook.
Twitter.

Antònia Font – “Clint Eastwood”
[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=p6UxAlDC7VA[/youtube]

Imágenes cedidas por Madridpresenta.

Dejar respuesta