Científicos españoles analizan el éxito de pruebas no invasivas en la detección del cáncer colorrectal

La Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) presentó el pasado 23 de febrero el primer estudio coordinado integramente por científicos españoles, pertenecientes al Hospital Universitario de Canarias y al Hospital Clinic de Barcelona, sobre el cribado  de colon. El trabajo, que ha sido publicado en la prestigiosa revista The New England Journal of Medicine, certifica el éxito de los test no invasivos en la detección del cáncer colorrectal.

De izquierda a derecha: Dr. Castells, Dra.Blázquez, Isabel Oriol, Dra. Moral y Dr. Montero

En el estudio han participado sesenta mil personas de ocho comunidades autónomas españolas -Aragón, Canarias, Cataluña, Galicia, Madrid, Murcia, País Vasco y Comunidad Valenciana- que se han prestado voluntarias durante cuatro años con el objetivo de valorar cuál de los estudios llevados a cabo para el diagnostico de cáncer colorrectal –prueba de sangre oculta en sangre y colonoscopia- es el que aporta un mayor rendimiento.

Antoni Castells, director del Instituto de Enfermedades Digestivas del Hospital Clinic de Barcelona, aseguró que la participación de los voluntarios fue superior en la prueba de sangre oculta en heces -34 por ciento- frente a la prueba de colonoscopia -25 por ciento-. Además, el doctor declaró que 1.600 personas solicitaron cambiar la colonoscopia´-exploración que debe realizarse cada diez años- por el test de sangre oculta en heces. “El objetivo del estudio es conocer el beneficio de ambas pruebas en la supervivencia de los pacientes”, remachó el invitado. 

La relevancia de este trabajo –cuyo resultado no podrá saberse hasta dentro de veinte años- reside en que por medio del test de sangre oculta en heces se diagnosticó la mitad de polios presentes en el paciente, todo ello sin necesidad de emplear la colonoscopia. “El 85 por ciento de los cánceres en colón diagnosticados por sangre oculta en heces no habían sido localizados anteriormente”, afirmó Castells. El experto añadió que  la conclusión preliminar del estudio prueba que la estrategia de sangre oculta en heces detecta el mismo número de cánceres que la colonoscopia.

En España, el cáncer colorrectal representa la tercera afección en los hombres y la segunda en las mujeres, sólo por detrás del cáncer de mama. Los expertos esperan que en 2012 aparezcan treinta mil nuevos enfermos, de los que catorce mil fallecerán. Por este motivo, el doctor Castells y el doctor Enrique Montero quisieron advertir de la importancia del cribado de colón para enfrentarse a la enfermedad y reducir la mortalidad.

A su vez, Enrique Quintero, jefe del Servicio Digestivo del Complejo Hospitalario Universitario de Canarias, indicó en su exposición que el sistema de sangre oculta en heces es el adecuado para diagnosticar la enfermedad en pacientes de riesgo -entre cincuenta y sesenta años- que no tienen síntomas de esta patología.

Los invitados remarcaron que obtener un resultado negativo en la prueba indica que es poco probable que el paciente vaya a desarrollar cáncer de colon, pero aseveraron que la fiabilidad no es completa. Por eso, recomiendan repetir la prueba cada diez años.

Por su parte, Isabel Oriol, presidenta de la AECC, concluyó la presentación del trabajo asegurando que los medios de comunicación son agentes fundamentales para concienciar a la población de la importancia del cribado y el diagnostico precoz en cualquier tipo de cáncer.

Imágenes cedidas por la Asociación Española Contra el Cáncer

Deja un comentario