Antonio Ereditato, el hombre que no superó a Albert Einstein

0
190

El físico italiano Antonio Ereditato, miembro del Consejo Europeo para la Investigación Nuclear (CERN), dimitió el pasado 31 de marzo de su cargo como coordinador del Proyecto Opera, al descubrirse que la investigación que puso en entredicho la Teoría de la Relatividad de Albert Einstein no era verdadera.

Ffísico y profesor de la Universidad de Berna (Italia), Ereditato ha trabajado en el Centro de Investigación Nuclear (Ginebra), en el Instituto de Física de Nápoles y, a su vez, ha colaborado en proyectos de investigación y desarrollo de detectores de partículas como las cámaras de alarmas, las emulsiones nucleares o los detectores para aplicaciones médicas. Pero el prestigio y culmen de su carrera científica llegó con los resultados cosechados en su investigación sobre los neutrinos, llegando incluso a rumorearse sobre la posibilidad de que fuese galardonado con el premio Nobel de Física.  

Sin embargo, las continuas mociones presentadas por los compañeros del Proyecto Opera, así como las informaciones que ponían en cuestión los resultados que afirmaban que los neutrinos viajaban a una velocidad mayor que la luz, pusieron fin a su puesto como coordinador de un proyecto que cuestionó la Teoría de la Relatividad de Albert Einstein.

Aunque los resultados en las pruebas siempre fueron favorables, los expertos en esta materia se mostraron, en sus editoriales, cautelosos ante las afirmaciones publicadas. Además, y desde que el CERN confirmó los fallos en el experimento, las revistas científicas han decidido analizar los estudios y resultados emitidos por los especialistas.

En un comunicado de prensa a los medios italianos, el físico del CERN afirmó que con su despido voluntario se evitarían “tensiones internas” en el equipo de investigación debido a las críticas que había recibido su gestión del experimento. Además, Ereditato quiso remarcar que ni él ni ninguno de sus compañeros hablaron nunca de resultados definitivos.

A su vez, Eleonora Cossi, portavoz del INFN en Roma, comentó que en la actualidad están en vigor dos operaciones -Icarus y Borexino- que han desmentido las afirmaciones que ponían en cuestión la teoría de Einstein.

La investigación liderada por Ereditato consistía en lanzar haces de neutrinos desde el CERN (Ginebra) hasta el laboratorio italiano de Gran Sasso, a 730 kilómetros de distancia. El resultado de la prueba constató que las partículas llegaban sesenta nanosegundos antes que la luz. Sin embargo, dos fallos técnicos en los instrumentos utilizados -una mala conexión de un cable de fibra óptica y un error en el GPS- pusieron fin a la teoría del neutrino.

Imagen: Ars Electrónica

Dejar respuesta