“Animal de compañía … Pulpo”

0
295

La crisis llega a todos y no deja al sector publicitario al margen. Este año las empresas rescatan los anuncios incluso de décadas pasadas.
Las crisis es un hecho; ya nadie mira para otro lado y dice que la cosa no será para tanto. Ahora la cuestión es saber cómo reducir el gasto sin perder la clientela, es decir, seguir teniendo un espacio para anunciar tus productos sin por ello tener que pagar cifras astronómicas. Para ello las empresas han encontrado una forma fácil de ahorrar y eso recuperando los anuncios de años pasados e incluso de décadas anteriores; al fin y al cabo su producto es el mismo.

“Es mi Scattergories y me lo llevo”
Hace años vimos a un hombre indignado salir de casa de unos amigos con el juego de mesa bajo el brazo amenazando con irse. La siguiente imagen reflejaba al hombre dentro de la casa sentado al lado de una mujer con el siguiente diálogo:

     Con la “P” animal de compañía
    -Puuulpo – con ojos picarones.

Este es el anuncio que ha vuelto a las pantallas, la única diferencia es que la caja del juego que lleva el hombre bajo el brazo es roja, mientras que la actual el vertical y de color negro. Todo el anuncio nos transporta a los años noventa, al toque retro, la textura, los colores y la indumentaria de los que aparecen.

El jamón salado
El anuncio se desarrolla dentro de una tienda de barrio, una señora pide jamón y al no elegir la marca en cuestión bajo el coro de los niños de San Ildefonso, le anuncian que este año se lleva a casa el jamón salado.
El spot, que en un primer momento puede parecer ocurrente, saca al espectador sus peores recuerdos, cuando hace unos años en su cesta de navidad venía un jamón y en efecto estaba salado, a diferencia del resto de sus compañeros que se pasaron todas las fiestas recordando el buen sabor del suyo.

Las grandes estrellas tienen menos patrocinios
Según una noticia publicada en la edición impresa de El País (01/12/2008), las grandes estrellas de EEUU pierden patrocinios. Las grandes marcas prefieren buscar otros modos de figurar que no sean dependiendo de los grandes deportistas que por poner la cara les cobran una fortuna. Casos como el de Tiger Woods, que va a dejar de cobrar los ocho millones de dólares que le pagaba General Motors, no es un caso único y va a afectar a estrellas de la NBA o la NFL.

Otros sin embargo no escatiman gastos como Freixenet que ha contratado al Equipo Olímpico de Natación Sincronizada o la Lotería Nacional que prescindió del calvo porque se quería subir el sueldo y en vez de eso dedican más recursos a hacer mejores anuncios.

Está claro que de la crisis ya no se escapa nadie, hay que buscar soluciones y los anunciantes prefieren buscar otros métodos que les permitan ofrecer su producto gastando el menor dinero posible. El día menos pensado volveremos a ver a Edu llamando a todo el mundo para felicitarnos la Navidad.

Fuente fotografía:
www.muchapasta.com

Dejar respuesta