ANESVAD, la ONG con profesionales honrados y algunos empresarios corruptos

3
883

¿Para qué donar dinero a una organización no gubernamental, si luego se quedan con ello sus responsables? Éste es el dilema que ha podido pasar por la mente de muchas personas durante estos días. Pero sólo los más sensatos no darán la espalda a una de las ONG españolas que más años lleva trabajando en países en vías de desarrollo, llevando a cabo proyectos contra el SIDA, la lepra y la explotación sexual infantil en el tercer mundo, y la que mayor presencia tiene en el sudeste asiático.

En 2005, los responsables de ANESVAD ya tuvieron que destituir de sus cargos a dos directivos al comprobar que se habían apropiado indebidamente de fondos. Dos años después, el pasado 11 de marzo era detenido acusado de la misma causa su presidente, José Luis Gamarra Aranoa, quien también ostentaba el cargo de cónsul de Filipinas en Bilbao. La detención por parte de la Ertzaintza se produjo a partir de una denuncia presentada por un miembro de la propia ONG, quien mantenía sospechas de irregularidades en la gestión económica de ANESVAD. Los hechos por los que Gamarra permanece ingresado en prisión están bajo secreto de sumario y son bastante preocupantes, sobre todo, para aquellas personas que han depositado su dinero, su confianza y sus esperanzas en la organización. Pero también hay algo muy positivo en toda esta historia, la honradez de unos profesionales voluntariosos capaces de denunciar a su propio líder, en apariencia solidario, y así poder continuar con su importante labor en el mundo.

Para despejar las dudas de muchas personas que quieran realizar una aportación benéfica, y que debido a estos hechos les hayan surgido ciertas dudas, publicaron un comunicado para dar a conocer su colaboración activa con la Justicia a la espera de que se aclaren cuanto antes las circunstancias por las que Gamarra está en la cárcel y siendo investigado. Dice así:

    Los trabajadores y trabajadoras de ANESVAD, en ningún caso, se responsabilizan de las acciones presuntamente realizadas por José Luis Gamarra Aranoa y tienen intención de seguir con su labor de cooperación al desarrollo, dentro de la situación excepcional en la que se encuentra.
    La prioridad de la gestión de ANESVAD ha sido siempre destinar los fondos provenientes de sus socios y socias a proyectos de desarrollo. La intención de todo el personal de la ONG, es continuar con este trabajo, que diariamente contribuye a mejorar la calidad de vida de millones de personas
    de países en vías de desarrollo. El Patronato de la Fundación ANESVAD, hasta que se resuelva judicialmente todo este asunto, ha decidido de forma unánime, crear una Junta Rectora de forma provisional, hasta la elección de un nuevo presidente del Patronato. Se trata de una medida de urgencia que permita a la ONG continuar trabajando con normalidad.
    En la gestión de aquella situación como en toda la gestión de ANESVAD, la prioridad de la Organización ha sido siempre garantizar que los recursos provenientes de sus socios y socias y de las múltiples donaciones voluntarias estén destinados a su labor a favor del desarrollo humano de pueblos desfavorecidos.

Después de leerlo, sólo falta aclarar a qué se refieren en algunos puntos, por ejemplo “los fondos provenientes de sus socios y socias”  alude a los 35 millones de euros que gestionan anualmente aportados por más de 115.000 socios y colaboradores con los que cuenta, entre ellos empresas e instituciones públicas ya sean ayuntamientos, diputaciones, gobiernos autonómicos y la Agencia Española de Cooperación Internacional. Cuando hablan de “su labor a favor del desarrollo humano” están resumiendo los objetivos de sus múltiples proyectos para mejorar las condiciones sanitarias de las poblaciones más desfavorecidas, centrando su actividad en la atención primaria y en enfermedades como la lepra, la úlcera de Buruli o el VIH/SIDA. Asimismo, y dentro de este campo, se realizan ayudas en situaciones de catástrofes naturales o humanas. También mejoran las condiciones sociales y educativas de los beneficiarios de los mismos, destacando el trabajo realizado contra la explotación sexual infantil,  sensibilizando a la sociedad sobre un problema en continuo auge: la pornografía infantil en Internet. Esperemos que los integrantes del Patronato de la Fundación ANESVAD, es decir, Iván Retolaza Ibarra, Mª Ángeles Ainzua Goñi, Francisco Javier Ibarra Borge, Javier Ibarra Gamarra, Andrés Retolaza Falces y Jorge Sanz Mingo, sepan elegir esta vez a un presidente del nivel de sus profesionales humanitarios.

Fuente: www.anesvad.org
Fotografías: www.anesvad.org y www.diariosur.es

3 Comentarios

Dejar respuesta