Androides contra Apple

1
257

El panorama de los teléfonos móviles cambió radicalmente cuando la empresa de la manzana decidió apostar fuerte por él. El lanzamiento del iPhone supuso uno de los mayores éxitos comerciales de Apple y todos los fabricantes de teléfonos móviles le han copiado, o al menos lo han intentado. A nivel de hardware era fácil conseguirlo, con esperar un tiempo ya se conseguirían mejores procesadores que gestionasen mejor los recursos del móvil. Sin embargo, en cuanto a software era complicado; en primer lugar porque el sistema que monta el iPhone (se llama iPhone OS) es simple, seguro y funciona muy bien; y en segundo lugar porque tiene detrás a una comunidad de usuarios enorme, y muchos de ellos desarrollan buenas aplicaciones para esta plataforma. A estas virtudes hay que añadir la fragmentación de toda la competencia, que utiliza distintas políticas de lanzamiento en cuanto a los productos: por ejemplo Apple se centra en un solo terminal cada año, mientras que Samsung lanza muchos más.

Toda esta óptica cambia cuando en 2007 el gigante Google decide meterse de lleno en este mercado, y lo no lo hace con un terminal, sino con un sistema operativo: Android. La estrategia consiste en meterse en todos los terminales que pueda, para ello se programa Android como un sistema ligero y a la vez muy modificable por terceras empresas. Los usuarios además tendrán acceso completo a él (es libre) y se proporcionan todo tipo de facilidades para que se programen aplicaciones de diferentes usos. Además, se establece una política de mejora del sistema, que actualmente se ha decidido que sea una vez al año. Desde 2007 hemos visto pasar cuatro importantes versiones de Android. A modo de curiosidad cada nueva versión utiliza un nombre asociado a un postre: cupcake, donut, éclair y la última, froyo.

Apple lleva haciendo las cosas bien durante varios años, y parece que sigue mejorándolas año a año; sin embargo, le ha salido un durísimo competidor con recursos casi ilimitados. No parece que puedan surgir grandes rivales a estas dos empresas, si acaso Nokia (que sigue sin decidirse entre unos sistemas u otros) y Samsung, que está desarrollando uno propio. El resto parece bastante centrado en Android. Al final, como en muchos casos de competencia a estos niveles, el principal ganador es el usuario, que ve como los terminales ofrecen todo tipo de servicios.

Fuente de las imágenes
Apple (
www.apple.com)
Xataca(
www.xataka.com)

1 Comentario

Dejar respuesta