Ancelotti comienza a despertar dudas en una Liga liderada por el Barsa y el Atleti

0
73

El Real Madrid se enfrentaba en el Santiago Bernabéu al Atlético de Madrid en una cita en la que los blancos esperaban poder reducir la distancia que les separaba en la clasificación pero, lejos de conseguirlo, ésta aumentó hasta los cinco puntos ya que los de Simeone se llevaron una merecida victoria por 0-1. El Barcelona por su parte obtuvo un nuevo triunfo frente al Almería para sellar un inicio liguero de récord (siete victorias en siete partidos) y se coloca junto al Atleti, también de récord, en lo más alto de la clasificación. Ambos adelantan en cinco puntos a un Real Madrid en el que el miedo a descolgarse, otro año más, demasiado pronto de la Liga parece atenazar a unos jugadores que no despiertan sospechas en su entrega pero que al mismo tiempo no logran convencer a una afición que les despidió con pitos tras la derrota.

El Madrid, que saltó con Diego López, Arbeloa, Sergio Ramos, Pepe, Coentrao, Illarramendi, Khedira, Isco, Di María, Cristiano Ronaldo y Benzema, no se encontró a gusto en ningún momento. Nerviosismo, falta de entendimiento entre los jugadores y ausencia de ideas protagonizaron una primera parte blanca en la que los madridistas acusaron el mal partido de Isco, salvador en los últimos duelos. Los de Simeone, que se presentaron con Courtois, Juanfran, Miranda, Godín, Filipe Luis, Tiago, Gabi, Koke, Arda, Diego Costa y Villa, no se arrugaron y protagonizaron unos 45 minutos muy completos en los que la agresividad que impone el estilo de su entrenador estuvo acompañado por una defensa muy seria y una intensidad que borró al Madrid por completo. Fue un gol del siempre polémico Diego Costa (el mejor sobre el campo) en el minuto once, tras una recuperación de Filipe Luis, que se la entregó a Koke, para que dejara solo a Costa frente a un Diego López que nada pudo hacer para que el Atleti se adelantara en el marcador. La primera parte fue un claro reflejo del inicio de temporada que están protagonizando los dos equipos: un Atlético muy intenso, con mucha efectividad de cara al gol y con un sistema claro en el que sus jugadores se encuentran muy cómodos. Y el Madrid, sin ideas y esperando una genialidad de alguno de sus futbolistas. Y es que Ancelotti no da con la llave para que el equipo no sufra y no se vea obligado a remontar lo partidos. Y la excusa de que son un proyecto nuevo comienza a dejar de tener credibilidad porque la Liga puede escaparse.

Carlo Ancelotti (54), entrenador del Real Madrid. Foto: Doha Stadium Plus (Flickr)
Carlo Ancelotti (54), entrenador del Real Madrid. Foto: Doha Stadium Plus (Flickr)

La reanudación del duelo estuvo marcada por la agresividad que emplearon jugadores de ambos bandos (a la cabeza los reincidentes Costa y Pepe) y por las ocasiones falladas por Villa, Costa, Benzema y Cristiano Ronaldo. Tiago y Bale ponían las ganas y Diego López el acierto. Ni siquiera la salida de un impetuoso Álvaro Morata y el empuje final de CR7, Bale y Modric pudo evitar que los tres puntos se los llevara el Atlético.

El Real Madrid tiene una nueva cita europea el próximo miércoles en el Bernabéu frente al Copenhague a las 20:45 horas. Y el Atlético se enfrentará en el Estadio do Dragao al Benfica el martes a las 20:45 horas.

El Barcelona visitaba al Almería en el Estadio Juegos Mediterráneos y obtuvo una nueva victoria por 0-2 que supone un record para Tata Martino ya que se coloca como el primer técnico culé que consigue ganar los primeros siete partidos en el campeonato liguero. El partido resultó repetitivo: golazo de Messi (con sus 223 goles en Liga supera la marca de Raúl y entra en la lista de los cinco máximos goleadores históricos), gran actuación de Víctor Valdés y banquillo para Neymar (que estuvo calentando en la banda cerca de una hora). El punto negativo en la fácil victoria del Barcelona, en la que Adriano marcó el segundo gol, lo puso la lesión de Messi que se retiró del campo a falta de 15 minutos para llegar al descanso. Un dolor muscular en su pierna derecha le hizo solicitar el cambio. Habrá que esperar a que le hagan las pruebas pertinentes para conocer el alcance de la lesión, que en un primer momento, no parece de carácter grave ya que las primeras estimaciones apuntan a que no serán más de tres semanas las que el jugador argentino estará sin jugar.

La próxima cita del Barcelona será en la Champions League, el próximo martes a las 20:45 horas, frente al Celtic de Glasgow en el Celtic Park.

Dejar respuesta