Ana Carrasco triunfa ante su afición

1
263
Ana Carrasco encima de su moto del Team Calvo. Foto: Paco Díaz (Team Photo Moto)
Ana Carrasco encima de su moto del Team Calvo. Foto: Paco Díaz (Team Photo Moto)

Era domingo y las gradas del circuito Ricardo Tormo estaban a reventar. Todas las tribunas llenas, incluso gente sentada en las escaleras para presenciar el cierre del mundial de motociclismo 2013. Dos mundiales por decidir y una carrera de Moto2 que cerraría un año inolvidable para el motociclismo español. Entre esos españoles se encuentra el nombre de la única chica que ha disputado el año completo, Ana Carrasco.

Con tan sólo 16 años y dos temporadas a su espalda del Campeonato de España de Velocidad, este año ha sido su primera toma de contacto con el mundial. El Team Calvo le daba la oportunidad de entrar en su estructura junto a Maverick Viñales, en un equipo que disputaba su segundo año en este campeonato y que han cerrado como campeones del mundo con el dorsal 25 de Viñales como líder.

Con su indiscutible casco rosa y su dorsal 22 ha recorrido cada circuito del mundo, superándose en cada gran premio y con el principal objetivo de ser la primera mujer española en puntuar en este mundial. En el circuito de Malasia, Carrasco terminaba en la decimoquinta posición, lo que le daba un punto en la general y le coronaba como la primera mujer española que conseguía puntuar en el mundial de motociclismo.

Pero el último gran premio del año se corría en casa, y tras ver las hazañas que ha ido haciendo alrededor del mundo, muchos son los españoles a los que ha conquistado. Su temprana edad, su simpatía, sus declaraciones y un sinfín de cosas, han llevado a que el nombre de Ana Carrasco sea oído en medio mundo, y querida en cada rincón. El último domingo de carreras que cerraría la temporada dejó claro a medio mundo que la chica que tímidamente había empezado en Catar con una vigésima plaza quería cerrar el año a lo grande. Y lo consiguió.

En el Gran Premio de Valencia, Ana Carrasco levantaba del asiento a cientos de miles de espectadores que se habían reunido para presenciar las últimas batallas del año. En carrera, y mientras en el grupo de cabeza se decidía el título mundialista, la chica llamada por su equipo como LadyGasGas nos brindaba un duelo de lo más emocionante en la lucha por la sexta plaza, aunque finalizó en octava posición. La lucha la tuvo con Masbou, Isaac Viñales, Oettl y Oliveira, pero el dorsal 22 se resistía ante sus adversarios. Puede que fuera el coraje, puede que fuera el circuito de casa o puede que fueran las fuerzas que le mandaban todas y cada una de las personas que aquél día llenaban las grades del circuito Ricardo Tormo, animando a Ana Carrasco en el vuelta a vuelta.

LadyGasGas ha demostrado a lo largo de todo el año que ha nacido para estar encima de una moto, que las condiciones de sexo dan igual cuando te pones el casco y sobre todo, nos ha dado una lección a todos. Ana Carrasco nos ha demostrado que cuando la unión hace la fuerza el resultado llega. Aquel 10 de noviembre el dorsal 22 brillaba sobre el asfalto de Cheste, donde los aplausos se unieron a los elogios  para demostrar que ella unía a todos en una misma causa, el motociclismo.

Justo después de la carrera tuvimos la ocasión de verla y felicitarla por su gran año. Con su habitual sonrisa, tímida y joven, nos daba las gracias y emocionada todavía por su resultado y el campeonato de su compañero lucía la camisa de campeones del mundo que el equipo había preparado para todos. Ana Carrasco, una más del equipo que se ha sabido ganar el corazón de todos.

Ahora sólo falta esperar al próximo año para ver si entre tanto equipo mundialista hay hueco para una futura promesa del motociclismo femenino que empieza a destacar con pilotos como Carrasco. De momento, parece que el Team Calvo quiere seguir contando con ella para el próximo año, en compañía de Isaac Viñales, aunque la noticia todavía no ha sido confirmada por el equipo. 

1 Comentario

Dejar respuesta