Ámsterdam: más que molinos y tulipanes

0
193

canal_por_benoit_dUna de las mejores cosas de Ámsterdam es que no importa cuál sea tu edad, sexo o visión de la vida, la ciudad tiene algo que ofrecerte. De bella arquitectura a conciertos, buena comida a estaciones hermosas, se puede disfrutar de la ciudad solo, o con familia o amigos a lo largo de unas vacaciones maravillosas. He aquí algunas sugerencias de las mejores cosas para ver y hacer en Ámsterdam durante sus vacaciones.

En cuanto a comida…

Estés de humor para comer algo rápido, o quieres algo más elegante,  Ámsterdam tiene todo lo que necesitas para saciar tu ansia culinaria.  La opción más barata y accesible para el turista de a pie son las Vlaamse Frites, o Patat (conos de patatas fritas gigantes, con una gran selección de salsas). Los supermercados de Albert Heijn o Hema están diseminados por toda la ciudad, para saciar el hambre sobre la marcha. Tampoco hay escasez de comida rápida, con todo un repertorio de comida bastante más barata que en España, y con más variedad.

Para aquellos que solo quieren descansar y relajarse, preparar un picnic y dirigirse al Vondelpark es la solución ideal. Sin duda es el parque más grande de la ciudad,  situado en el centro, y  lleva el nombre del poeta  más conocido de la ciudad, Joost van den Vondel. Los amantes del deporte pueden bajar la comida haciendo ciclismo o fútbol, ​​o disfrutar de un buen paseo por los alrededores del parque. Los visitantes también pueden disfrutar del Nederlands Filmmuseum, o cualquiera de los diversos festivales de danza que se celebran en el parque durante los meses de verano.

Para aquellos que quieren darle una oportunidad al arenque, hacerlo rumbo al barrio de los museos es una buena idea. El Centro Viejo es también ofrece de las mejores opciones. También puedes pedirle a algún holandés o al conserje del hotel que te aconseje sobre dónde encontrar el mejor arenque cercano. Hay un número de pequeñas tiendas por toda la ciudad que arenque oferta que es fresco y preparado a la perfección.

Ámsterdam es conocida por su rica y variada gastronomía. Se puede disfrutar de  comida de Indonesia, Surinam, y China junto a platos tradicionales holandeses. Las mezclas ricas en hierbas y especias pueden tentar a cualquier paladar. Para los vegetarianos, hay un montón de opciones que no incluyen ningún tipo de carne ni pescado.

En cuanto a historia…

Ámsterdam es donde la famosa Anne Frank escribió su diario durante la Segunda Guerra Mundial, cuando se escondió con su familia de los nazis. Ahora un museo, la visita guiada incluye visitas a las habitaciones secretas donde se ocultó la familia, junto con una nueva zona que proporciona información acerca de la guerra, la persecución de los judíos, y el ascenso del fascismo en esa época.

El crucero por los canales que recorren toda la ciudad también puede ser una gran manera de pasar el día. Hacen que sea fácil llegar a muchos de los distritos clave en torno a la ciudad, además de ofrecer la oportunidad ideal para disfrutar de todas las vistas y sonidos que Ámsterdam tiene para ofrecer, incluyendo iglesias y otras construcciones que se remontan varios siglos.

Una buena opción para conocer la historia de Ámsterdam es hacer un tour con guía turístico. Existen iniciativas como la del grupo Sandeman’s, donde guías de todas las nacionalidades hacen un tour de unas 3 horas (con cata de quesos incuida) por la ciudad, explicando anécdotas, historia, y contestando cualquier pregunta que tengamos. Es gratuito, aunque la gente suele dar generosas propinas, por lo bueno que resulta el tour. Es aconsejable reservar en línea, y llevar calzado cómodo.

En cuanto a la fiesta…

Es fundamental disfrutar de la vida nocturna que ofrece la ciudad en los cafés y clubes, hay algo para todos los gustos. Las familias pueden encontrar lugares que ofrecen música, baile, y selecciones de alimentos y bebidas que son ideales para todas las edades. Las parejas que buscan los lugares románticos también tienen gran variedad. Para los más aventureros, también hay una serie de lugares de entretenimiento para adultos, por lo que Ámsterdam es un destino popular, y es visitada por turistas del mundo entero.

La música es siempre parte de la escena del entretenimiento de la ciudad. Los visitantes pueden disfrutar de la música tradicional, así como los sonidos más contemporáneos en los distintos clubes ubicados en diferentes distritos. El teatro musical también se encuentra en varios lugares, ofreciendo de todo, desde la comedia al burlesque.

Para aquel que busque un ambiente más de discoteca, la oferta también es inmensa. Sin embargo, los turistas se concentran en el Leidseplein y en Rembrandtplein, donde hay locales para todos los gustos y edades. De hecho hay varias compañías que se dedican a hacer tours por los pubs, por unos 20 euros, como el Pub Crawl de Leidseplein, un clásico.

En cuanto a cultura…

Para aprender más sobre el Ámsterdam de hoy en día, visitando cualquiera de los museos que se encuentran alrededor de la ciudad puede ser muy informativo y entretenido. El Historisch Museum abarca más de 700 años de historia holandesa, dando a los visitantes la oportunidad de aprender todo acerca de la creación de productos exclusivamente holandeses como zapatos de madera (zuecos).

Es recomendable hacer un viaje al Rijksmuseum para ver las obras de los grandes maestros del siglo XVII hasta los albores del siglo XX. Dentro de sus paredes guarda más de cuarenta años de Rembrandt, así como de Vermeer. En total, el museo cuenta con la mayor selección de obras de arte de este tipo del país, lo que es una parada imprescindible durante las vacaciones a Ámsterdam.

Si tienes gusto para obras más modernas, planea un viaje al Museo Stedelijk. Las obras de algunos de los mejores artistas del siglo XX se encuentran allí:  se exhiben artistas como Chagall, Picasso y Matisse, además de los que llegaron a escena durante la última mitad del siglo, como Judd, Lichtenstein y Warhol.

Mientras estés por la ciudad, asegúrate de disfrutar de los tulipanes que se encuentran a lo largo del Singel, así como los maravillosos quesos que se elaboran en la ciudad. También puedes visitar los molinos de viento históricos, y aprender sobre su importancia para mantener la ciudad segura y seca. Para aquellos que prefieren aventurarse fuera de los confines del de viaje típico organizado, es posible alquilar bicicletas por toda la ciudad, y así estar donde quieras durante todo el tiempo que quieras.

En cuanto a viajar…

Cuando se planifica un viaje a Ámsterdam, lo mejor es volar a Schiphol, el aeropuerto de la ciudad.  Ubicado en el municipio de Haarlemmermeer, solo una corta distancia al suroeste de la ciudad propiamente dicha, el aeropuerto es uno de los más grandes del país, y recibe vuelos desde casi todos los países del mundo. Es uno de los aeropuertos más originales y sorpendentes que verás.

Muchos de los hoteles operan con transbordadores hacia y desde el aeropuerto, por lo que es fácil llegar a tu alojamiento antes de salir por ciudad. También es posible alquilar  vehículos, taxis, y contratar guías turísticos privados en el aeropuerto. Aunque lo cierto es que manera más rápida y económica de llegar a la impresionante Centraalstation de Ámsterdam es coger el tren, que sale cada 10-15 minutos, por unos 4€ por un trayecto de 20 minutos. 

Imagen de Benoit

Dejar respuesta