“American Beauty”, desnudando tabúes

1
477

Impregnada de un hedonismo salvaje desde el primer minuto, no pestañea a la hora de desnudar tabúes y reírse de ellos porque la tienen pequeña. La razón de ser, digo. Descarada, chula y rebelde, se fue de casa dando un portazo y todos nos quedamos a cuadros. Algunos mirarán a otro lado como si la cosa no fuera con ellos. Y es que haber alcanzado el American way of life no lo es todo.

American Beauty constituye una feroz crítica a la vacuidad existencial que caracteriza el estilo de vida diseñado por la industria cultural del consumo y del bienestar. Esta cinta se adentra con osadía en jardines prohibidos y poco explorados hasta el momento por el cine norteamericano  y arrampla con todo un universo de convencionalismos sociales.

Su riqueza narrativa y visual, prepara la alfombra perfecta para que un torbellino purificador penetre en la mente del espectador y remueva su conciencia sin complejos. Aborda con pasmosa ligereza temas tan grandilocuentes como la búsqueda de la felicidad, evitando cualquier tipo de banalidad en la forma de expresarse.

Menos el protagonista el resto de personajes son arquetípicos, lo cual no les desvirtúa sino todo lo contrario. A través de ellos vemos los puntos flacos de una sociedad borracha de sí misma, que sigue bebiendo para no tener resaca al día siguiente. El nivel de las interpretaciones es tal, que creeremos que la película fue rodada para cada uno de los personajes, convirtiéndose éstos en protagonistas indiscutibles de esta oda a la vida. Especial mención a Kevin Spacey, que ganó el Oscar a mejor actor. Y hubo cuatro Oscar más: a mejor director, mejor guión, mejor fotografía, y por supuesto, mejor película. Lástima que no ganara este premio por la mejor banda sonora. Mágica la música de Thomas Newman.

Sam Mendes tiene suficientes títulos para sentirse orgulloso, pero éste sin duda, marca la diferencia. Y no lo olviden, la felicidad pueden encontrarla en el baile de una bolsa vacía de contenido con el viento… ¿o quizá es precisamente ahí donde no hay que buscarla?

1 Comentario

  1. Totalmente de acuerdo con todo. Kevin Spacey borda el papel, la banda sonora es espectacular, y el trasfondo de esta aparente ‘historia tonta’ es bestial. Me ha gustado tu artículo.

Dejar respuesta