All Star: Un sábado de nuevos formatos en Nueva Orleans

0
77

La semana pasada llegó el esperado fin de semana de las estrellas de la mejor liga de baloncesto del mundo. El All Star de la NBA se fue hasta Nueva Orleans para traer a los mejores y darnos una noche de espectáculo y calidad, o al menos eso se pretendía con un nuevo formato de concursos que ha causado grandes decepciones.

Como en los años anteriores, el sábado del All Star comenzó con el ‘Sears Shooting Stars’, el concurso de tiro donde se junta a jugadores de la NBA actuales, a jugadores ya retirados y a jugadoras de la WNBA, la liga femenina. Compitieron dos equipos del oeste y otros dos del este. Se juntaron unos equipos un tanto familiares donde padre e hijo competían mano a mano desde el oeste (Stephen y Dell Curry) y el este (Tim Hardaway y Tim Jr).

Pero el protagonismo del comienzo del sábado se lo llevó el ‘Team Bosh‘, formado por Chris Bosh, la leyenda Dominique Wilkins y Swin Cash. Ganaron la primera fase y la final gracias al increíble acierto que Chris Bosh tuvo en el tiro desde la mitad del campo al acertar al primer intento en las dos ocasiones. Unos dignos campeones que se impusieron con una marca de 31.4 segundos.

Y ya con el ‘Taco Bell Skills Challenge‘ topamos con el primer cambio de la liga en los concursos del All Star. Por parejas, dos jugadores de cada conferencia, se hizo el concurso de habilidades. Los cuatro equipos se enfrentaron en un recorrido de dribling, pase y tiro más corto de lo habitual pero de ritmo más frenético para impulsar la competitividad entre los jugadores. Del lado del oeste se clasificó el equipo formado por Damian Lillard (jugador casi omnipresente) y Trey Burke que ganó contra el equipo de Goran Dragic y Reggie Jackson. Para el este, los rookies Victor Oladipo y Michael Carter Williams vencieron a DeMar Derozan y Giannis Antetokounmpo. La final fue una carrera contrarreloj donde el dúo del oeste se llevó el trofeo a casa solo por una décima de segundo.

Marco Belinelli (27), ganador del concurso de triples. Foto: chensiyuan (wikimedia)
Marco Belinelli (27), ganador del concurso de triples. Foto: chensiyuan (wikimedia)

La guinda del sábado para la mayoría fue el ‘Foot Locker Three-Point Challenge‘ donde la novedad fue un carro completo de balones multicolor que valieron el doble. Un concurso muy igualado sobretodo en la conferencia oeste y en la final dejó a más de alguno con la sensación de ver uno de los mejores concursos de triples desde hace años. Comenzando por la conferencia oeste Kevin Love inició el concurso con una marca de 16 puntos que superó seguidamente Damian Lillard con 18 y más tarde Marco Belinelli con 19 puntos. Un brillante comienzo que Stephen Curry calmó dejando una marca de 16 puntos dando el pase al italiano a la final. En el este Joe Johnson (11 puntos), Arron Afflalo (15 puntos) y el anterior campeón, Kyrie Irving (16 puntos) quedaron descalificados ante la notable actuación de Bradley Beal y sus 21 puntos.

 La final no se quedó corta de calidad y emoción. El primer intento fue un empate a 19 puntos donde Bradley Beal anotó el último carro por completo para poder forzar a Belinelli una segunda vez. Pero el italiano se defendió de la mejor manera posible y anoto nada menos que 24 puntos proclamándose campeón ante los 18 puntos de Beal.

Con el último ‘espectáculo’ de todos fue con el que llegó la decepción y las ganas de más, mucho más.

El ‘Sprite Slam Dunk Contest‘ de NOLA ha sido proclamado como uno de los peores de la historia debido al nuevo formato que ha creado descontentos por doquier. Para empezar, los tres jugadores de cada conferencia disponían de 90 segundos para realizar todos los mates que pudieran con el fin de elegir una vez terminada esta ronda, el orden de enfrentamientos. Ganó el este, y decidió hacer los mates después de sus contrincantes del oeste. Así que se enfrentaron por parejas y cada mate decidiría quien pasaba y quién quedaba eliminado.

Damian Lillard se enfrentó al anterior campeón Terrence Ross que ganó ante la dificultad mayor del mate que realizó eliminando al jugador del oeste. Más tarde se enfrentaron Harrison Barnes (oeste) y Paul George (este), donde el este se llevó la segunda victoria por, entre otras cosas, el fallo de la estrategia del mate de Barnes, que pretendía hacer un mate y trasladarlo a una imagen virtual del videojuego NBA 2K14 y fue diferente.

Así que con dos jugadores del oeste eliminados, la tarea de ganar el concurso recaía sobre Ben McLemore (Oeste) y John Wall (Este). El jugador de Sacramento Kings realizo un buen mate donde saltó por encima de un trono al retirado jugador y propietario del equipo, Shaquille O’Neal. Pero se vio superado tanto en calidad como en dificultad por John Wall. Un mate que no solo le dio la victoria de su enfrentamiento, sino la del concurso.

La jornada de sábado del All Star habría de ser revisada profundamente para adaptarla a una manera de disfrute para público en todos los aspectos. Especialmente el concurso que más expectativas trae año tras año: los mates.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=FA7fwWgIzzI[/youtube]

Dejar respuesta