¿Alguien se acuerda de Amaia Montero?

0
219

El pasado jueves 18 se celebró en el Palacio Municipal de Congresos de Ifema el esperado concierto de La Oreja de Van Gogh que reunió a cerca de 1.000 fans en su interior para escuchar tanto ‘A las 5 en el Astoria’, el último trabajo de La Oreja, como otros temas que han hecho a esta joven banda una de las preferidas del público.
A pocos minutos de empezar, todavía no se había completado el aforo a consecuencia de una demora en la apertura de puertas de este Palacio de Congresos situado en Campo de las Naciones. Este gran auditorio presenta un amplio escenario de madera que pronto recibirá a un grupo que a pesar de la baja de su vocalista principal, no ha dejado de estar en las listas de éxitos de nuestro país.

Entre el público se podría decir que más de la mitad del aforo está formado por los más pequeños de la casa que no han querido perderse la oportunidad de ver a sus ídolos de cerca. Seguramente para muchos sea su primer concierto. Se apagan las luces, el ‘show’ va a comenzar, el público empieza a gritar y aplaudir, son ellos: La Oreja de Van Gogh.

A pesar de que el concierto está pensado para verlo desde el asiento asignado, la gente no ha tardado ni una canción en levantarse para no dejar de saltar durante todo el espectáculo. En este sentido, la vocalista Leire y sus compañeros abrieron la noche con un tema de su último disco ‘Más’, una canción muy cañera que hacía indicar que querían hacernos cantar hasta la extenuación. De esta manera se fueron intercalando ‘songs’ de sus diferentes trabajos discográficos como ‘Muñeca de Trapo’, ‘París’, ‘Europa VII’. ‘Rosas’…hasta llegar a ‘La Playa’, que cerraría el concierto.

Sin ninguna duda, el momento más emotivo de la noche fue cuando tocaron la canción que se refiere a los atentados del 11-M, se titula ‘Jueves’ como el día en el que se celebró el concierto. Por otra parte, en lo que respecta al sonido, podría decirse que fue excelente. “Se escuchaba bien, tan bien que he pensado que Leire hacía playback”, ha comentado una chica a la salida del evento. Además, un buen juego de luces e imágenes acompañaban al grupo haciendo que el ‘show’ dejase a los asistentes con un buen sabor de boca.

Es increíble lo mucho que se parece la voz de la vocalista con la de su antecesora, creo que no han podido encontrar a nadie mejor que ella,  sobre todo por el talento que la caracteriza.

Por cierto, ¿Alguien se acuerda de Amaia Montero?

Dejar respuesta