Álex de la Iglesia, ese tipo inmortal

3
286

Anoche en los Goya, Álex de la Iglesia demostró elegancia, seguridad y optimismo. Este creador de mundos, ex presidente de la Academia de Cine e intelectual de gran altura inmortalizó su figura con un discurso que sin duda marcará un antes y un después en la concepción del cine en España. Gracias a personas como él, el cine no desaparecerá nunca, sino que se reinventará continuamente.

Cualquiera puede darse cuenta de que la clave del progreso consiste en adaptarse a los cambios tecnológicos y sociales. No en legislar poniendo barreras a estos avances. La evolución tecnológica debe ir de la mano de la política, y no ser castigada por ella. Es preciso mirar al futuro con optimismo y no asustarse frente a ningún cambio. Los cambios mueven el mundo y si tú no te mueves, te quedas atrás.

Las películas que no llegan a las salas de cine encuentran en internet la manera más democrática de conocer su aceptación entre el público y darse a conocer. Si haces un buen producto, tu audiencia hará el resto. El marketing viral es probablemente el más eficaz de todos. No tiene precio. Miles de personas que no conoces se enviarán el link de tu película, hablarán de ella en sus blog, la twitearán, etc.

Si las leyes lo permiten, tarde o temprano el negocio del cine encontrará nuevas líneas en las que redefinirse teniendo en cuenta que la sociedad ha cambiado y utilizando ese cambio como motor del nuevo modelo que está por llegar.

O como dijo Álex de la Iglesia:

“Sólo ganaremos al futuro si somos nosotros los que cambiamos, los que innovamos, adelantándonos con propuestas imaginativas, creativas, aportando un nuevo modelo de mercado que tenga en cuenta a todos los implicados: Autores, productores, distribuidores, exhibidores, páginas web, servidores, y usuarios.”

3 Comentarios

Dejar respuesta