Aleix Saló, entre lo “naïf” y lo mordaz

1
330

Ha cumplido la tercera década y sus éxitos coleccionados son tan brillantes como su futuro. Publicó su primer libro con 26 años, y consiguió una revolución de ventas con su cómic Españistán: este país se va a la mierda (Glénat). Tras él vendría Simiocracia, y su último trabajo se llama Europesadilla: alguien se ha comido a la clase media, ambos publicados por Random House Mondadori.

ALEIX

La historia de un país no sólo se estudia a través de tediosos volúmenes y enciclopedias: las revistas (Mongolia, El Jueves), los espacios radiofónicos (Carne Cruda), los cómics… y, en general, todo el legado creativo que nos están dejando numerosos autores comprometidos con su tiempo es una manera muy útil, y sobre todo diferente, de asomarse a la actualidad desde una ventana crítica. Leer a Saló es la alternativa que les queda a muchos que, descontentos con las injusticias de estos últimos años, prefieren pasar un buen rato antes que sumirse en el pesimismo.

Estamos en España. Es 2011, y nos consume una crisis sin nombre. Españistán es el título que Saló dio a su primera obra, prologada por José A. Pérez, autor de Mi mesa cojea. “Bienvenidos al país con los directivos mejor pagados de Europa y la tasa de paro más alta del mundo libre”, dice Pérez, “donde la innovación es un anglicismo y la prensa un conglomerado de propaganda con sudoku adjunto”. Bienvenidos al país de los curritos, sumido en una profunda recesión por los excesos cometidos en el pasado, endeudados mediante un mecanismo de créditos y endeudamiento. Fredo y Samu son dos jóvenes con pocas expectativas de que su situación mejore, y emprenden un viaje para lograr librarse de la hipoteca que amenaza con dejar al primero en la calle. Y hasta ahí podemos leer…

La situación no ha mejorado en absoluto desde que se publicó la opera prima de Saló. La continuación de Españistán se llamaría Simiocracia (2012). “El ciudadano, que cuatro años antes estaba convencido de vivir en una espiral de crecimiento infinita, ya no reconoce el mundo en el que creía vivir. Aturdido, sólo alcanza a hacerse preguntas”. En esta segunda obra, el autor gira intencionadamente hacia los orígenes de la crisis: sus antecedentes y actuales y posibles efectos futuros. (En LHD le entrevistamos el año pasado: aquí hay más información sobre su segundo cómic) Por último, la novedad de reciente aparición se llama Europesadilla: pretende, en un ejercicio más ambicioso, repasar la historia de nuestro continente, sin abandonar el humor. Así, este volumen versa sobre la Europa moderna, que atravesó episodios únicos (el 11-S, las protestas contra la globalización, la adhesión a la moneda única) que contribuirían a marcar un rumbo en la política común.

En los tres volúmenes encontramos una feroz crítica hacia un sistema acomodaticio, mediatizado –en el peor de los sentidos- hasta la náusea, que no ha despertado hasta ahora del letargo para darse cuenta de sus errores de base y que está pidiendo a gritos una remodelación interna. La corrupción en la clase política, el paro, la indefensión del ciudadano, la sempiterna crisis, la burbuja inmobiliaria, la ponzoña inoculada a la sociedad desde los medios de la comunicación… son temas que Saló, con sus “garabatos” característicos, pone encima de la mesa en forma de viñetas. También están disponibles, en el canal de Youtube del autor, los clips que realizó paralelamente a la creación de sus obras. (Link a Españistán, link a Simiocracia y link a Europesadilla). Para no perdérselos.

Imagen: el autor (obtenida de elconfidencial.com)

1 Comentario

  1. Súper recomendables todas sus obras. Y si en la próxima Feria del Libro coincidís con él, no dudéis en acercaros a que os firme el libro… ¡es un tipo majísimo!

Dejar respuesta