Alberto Contador inicia la pretemporada

0
304

Alberto Contador se dispone a comenzar la concentración para preparar la temporada 2011 con su nuevo equipo, el Saxo Bank. No hay ningún motivo para que no fuera así ya que es un ciclista, hoy por hoy, inocente que está sometido a una investigación, que en ningún caso le impide ejercer su derecho a cumplir con las obligaciones de su profesión.

Será en Fuerteventura, un entorno privilegiado y, a priori tranquilo, durante catorce días y Alberto podrá contar con el apoyo de sus nuevos compañeros y de su director deportivo, Bjarne Riis, que hace unos días reiteraba la necesidad de no juzgar por adelantado al corredor español: “Creo que es importante que todos recordemos que Alberto no es culpable hasta que un dictamen judicial indique lo contrario. Este ha sido el mensaje de la UCI y creo que todos debemos respetar éso. También nos hemos reunido con la UCI y nos han asegurado que no hay problemas en que Alberto participe en nuestro campo de trabajo. Es una concentración muy importante para el equipo y toda nuestra organización. Es la primera vez que nos reunimos y es una gran oportunidad para conocernos entre nosotros. Aquí es donde creamos las bases completas de nuestra organización“.

El campeón madrileño ha ofrecido unas declaraciones en Teledeporte donde se muestra confiado en que antes que finalice el año haya una resolución para su caso. Destaca la entereza con la que está llevando el asunto aunque su cara refleja incredulidad y agotamiento ante lo que le está tocando vivir: “Ha habido muchas difamaciones, las cuales se han desacreditado después. Ahora estamos en un proceso difícil, esperando la resolución final. No puedo pegar ojo por las noches y no se lo deseo a nadie”.

Las preguntas realizadas han sido muy directas y en todo momento se le ha podido ver firme y tajante. Ante la cuestión de qué considera él qué es doparse fue rápido y contundente: “Doparse es usar una sustancia que esté en la lista de productos prohibidos y yo éso no lo he hecho jamás”.

También respondió a una duda que está en el aire y que surge cada vez que a un deportista se le investiga por un posible caso de dopaje. El ciclista debe confiar en una serie de personas que controlan lo que come, lo que bebe o los medicamentos que toma y está expuesto a ingerir algo que no pueden controlar. Pero Contador no ha sentido la menor duda: “No he dudado ni un segundo de nadie, porque nunca he hecho algo irregular. Desde el día de la llamada ya se barajaba el tema de la carne”.

Ante las filtraciones y mentiras que ha visto publicadas no dudó en aclarar que tomará medidas: “Hay momentos en que te da hasta la risa. No hay nada peor que un juicio social donde todo el mundo puede hablar de forma gratuita. Algunos medios de comunicación deberán dar explicaciones en los sitios pertinentes. Ahora copas portadas y cuando ganas el Tour no las copas”.

Tocó todos los temas: en qué basará su defensa: “Sin duda, en la carne, porque es la verdad. Nuestra defensa va a desacreditar todas las hipótesis con los mejores expertos. Nos avalan informes. Tenemos unas alegaciones muy contundentes, fundamentadas y bien argumentadas”; el trato de su antiguo equipo: “Ellos deben valorar cómo se han portado conmigo. En los últimos tres años me he dejado la piel por el equipo, ganando dos Tours, un Giro y otras vueltas. Este año fue difícil, me llevé a los compañeros de concentración para que no se notaran las carencias. Luego ellos no fueron capaces de desmentir con cuatro líneas una información que provenía de una fuente de Astaná. Cada uno actúa de una forma determinada y creo que no se han portado de una forma respetuosa. Y lo mejor de todo es que no ha sido una sorpresa para mí”; qué hará si le sancionan: “Sólo me planteo que todo se solucione de forma favorable. No puedo pensar otra cosa. Así vamos a asumir el caso. Es pronto para decirlo en este momento, pero no te podría asegurar que fuera a continuar si la sanción es de dos años”; o su opinión ante las declaraciones de Andy Schleck: “Nos hemos mandado mensajes porque somos amigos y queda claro que es un gran campeón”.

Admitió que se siente apoyado por el mundo del ciclismo y las instituciones del deporte español y asumió que haya gente que no le crea: “Entiendo que algunos duden de mi versión. Cuando ciertos medios de comunicación se basan sólo en dar las noticias negativas y las positivas las convierten en negativas, influyen en el público. Pero me siento muy respaldado por el cariño de la gente. Ellos me están dando fuerzas para mantenerme”. También se mostró confiado en una pronta resolución: “La espero lo antes posible. Es verdad que no es fácil. Nos reuniremos con el Comité de Competición para presentar nuestra documentación. Van a necesitar varios días para estudiarla, pero quiero que sea antes de fin de año”.

Tras estas declaraciones, entregaba en la Real Federación Española de Ciclismo los documentos que centrarán su defensa; una serie de informes con estudios demostrativos de su tesis realizados por distintos expertos que avalan su teoría de contaminación alimenticia. A su versión se ha unido esta semana Javier Arbizu, cocinero de la Selección española de fútbol: “La carne la controlamos, lo que tiene dentro es difícil de saber. No tengo dudas en la calidad, yo compro lo mejor. Cuanto te traen algo de España lo hacen con la mejor intención, no tiene que haber problema, pero puede haberlo. Lo primero que se mira es la caducidad y cuando pone ‘tres años’… pues algo deberá llevar para que dure hasta 2014. En cuanto a la carne, no lo puedo decir, pero no pienso que el deportista vaya a tomar nada”.

Contador sigue contando con el respaldo de sus compañeros, ya que desde que saltó la noticia le han mostrado su apoyo. Hace unos días Miguel Indurain volvía a ponerse del lado del tres veces campeón del Tour: “Estamos a la espera de que los que tienen que decidir, decidan algo, y, la verdad que se está alargando mucho un tema que no es nada, que es poca cosa. Se lo están pasando de uno a otro y ni se aclara por un lado ni por otro. Espero que antes de que acabe el año se decida, para bien o para mal”. Opinó de la posible repercusión de todo el asunto en la carrera de Alberto: “Hay deportistas a los que les ha pasado éso y han dejado su deporte, su profesión, y, ha habido otros que han vuelto con más fuerza aún. No sé cómo le influirá a Alberto. Cada persona es distinta”. Cabe hacerse ciertas preguntas que parecen tener una respuesta difícil: ¿Por qué los ganaderos se sienten tan ofendidos por la defensa expuesta por el corredor? Si ellos no utilizan la sustancia no tienen que sentirse señalados y si es cierto que en la carne que comió Alberto se hallaba el clembuterol, estaríamos hablando de un delito ya que en España está prohibido su uso y deberían ser los primeros en rechazar esta práctica. Alberto, no ya como deportista, como ciudadano, tiene derecho a denunciar un caso que le ha afectado a él; no acusa a un todo sino un caso concreto, el suyo. ¿Por qué las autoridades que estaban ansiosas por fotografiarse con Contador y ponerse su malliot todavía no se han pronunciado? No se trata de tomar partido porque no es su cometido, se trata de, al menos, animar a la presunción de inocencia. No es un buen mensaje para el deportista: cuando ganes me haré la foto contigo y te usaré para mis fines pero ante el más mínimo contratiempo, te encontrarás solo. Se prestan veloces a hacer porras para el Madrid-Barcelona y aún no han realizado comentario alguno sobre Contador; curioso y triste cuanto menos. ¿Por qué el Astaná se ha desentendido de todo el caso e incluso ha hecho declaraciones que no ayudan en absoluto a Contador? El supuesto hecho se produjo dentro de sus filas, bajo su supervisión y responsabilidad. Si aquí hay culpables parece obvio que el equipo debe ser el primero en la línea de investigación. Resulta incomprensible echarse piedras sobre su propio tejado. Por lo que parece, el caso va para largo pero hay que confiar en la justicia y que la temporada 2011 se convierta en el año en que Alberto Contador gane su cuarto Tour y algo aún más importante; que pueda empezar enero saliendo de esta pesadilla y volviendo a las portadas por lo que merece: su trabajo y sus éxitos.

Fuentes del texto:
Elaboración propia
www.as.com
www.europapress.es
Fuentes de las fotografías:
www.albertocontador.com

Dejar respuesta