Alberto Ammann se pone en la piel de un médico militar en “Invasor”

0
141

El próximo 30 de noviembre llega a las salas españolas el nuevo film de los productores de “Celda 211”. Basada en la obra homónima de Fernando Matías, el director de “Invasor”, Daniel Calparsoro, nos traslada a la cruda realidad de Ia guerra de Irak.

Cartel de la película
Cartel de la película

Pablo (Alberto Ammann) es un médico militar destinado en Irak en plena guerra, en el 2004 sufre junto a su compañero Diego (Antonio de la Torre) un atentado. Al despertar en la cama de un hospital en Galicia, apenas recuerda lo sucedido como consecuencia del estrés post-traumático. Junto a él estarán su mujer Ángela (Inma Cuesta) y su hija Pilar (Sofía Oria) para ayudarle en su recuperación.

Sin embargo unos flashback de la experiencia en Irak irán recordando a Pablo que allí sucedió algo más de lo que los medios cuentan. Y lo que para todo el mundo es el desmantelamiento de una célula terrorista, para Pablo se convertirá en una realidad muy diferente. Con la aparición en escena de Jesús Baza (Karra Elejalde), un miembro del ministerio que le ofrece una indemnización a cambio de firmar un contrato de confidencialidad, el protagonista decide llegar hasta el fondo de la situación llegando a poner en peligro la seguridad de su familia.

Si bien Daniel Calparsoro es conocido por ser uno de los directores más personales de nuestro cine, plasmando con brillantez la violencia en la gran pantalla, ésta película es sin duda el ejemplo definitivo de ello. En este nuevo filme el director plantea un conflicto moral que envolverá a los personajes y sobre todo al protagonista, planteando cuestiones como la importancia de la verdad, el miedo o la justicia. Tal y como lo plantea su director “los personajes son auténticos, reales y únicos. Alejados de tópicos se mueven por impulsos cargados de realidad”. De este modo nos encontramos ante una producción diferente a todo lo que hemos visto hasta ahora y con una fuerte carga emocional implicando al espectador de principio a fin.

La contraposición escénica del desierto de Irak con los bosques y el mar de Galicia, son un juego más de lo que Calparsoro plantea como “una combinación de dos universos visuales que acaban por fundirse en uno solo”. El resultado se traduce en una película con unos efectos especiales innovadores y unos “impactos visuales que dejarán al más avezado espectador clavado en la butaca”. Acción, persecuciones, moralidad y conflicto político son algunas de las claves que llenarán las salas españolas en diciembre.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=7U4HFUtbGl4[/youtube]

Fotografías cedidas por Vaca Films
Vídeo cedido por Buena Vista International Spain

Dejar respuesta