Alarma CR7 y Morata al rescate

0
106

El Real Madrid venció por 3-1 al Espanyol en el último e intrascendente partido liguero que se disputó en el Bernabéu. El canterano Álvaro Morata, con dos nuevos goles, volvió a reivindicarse en un encuentro que puede significar su despedida del club blanco ya que se disputan su contratación los mejores equipos de Europa y Ancelotti ha demostrado que no cuenta con él.

Cristiano Ronaldo (29) se retiró con molestias tras el calentamiento previo. Foto: MULADAR NEWS (flickr)
Cristiano Ronaldo (29) se retiró con molestias tras el calentamiento previo. Foto: MULADAR NEWS (flickr)

Carletto, a pesar de que CR7 tuvo que retirarse con molestias tras el calentamiento, no apostó de inicio por el canterano y presentó un once con Casillas, Marcelo, Carvajal Varane, Sergio Ramos, Khedira, Isco, Illarramendi, Benzema, Bale y Di María.

Los de Javier Aguirre, que disputaba su último encuentro como entrenador del Espanyol, apostó por Casilla, Javi López, Colotto, Héctor Moreno, Fuentes, Abraham, David López, Víctor Sánchez, Simao, Christian Stuani y Sergio García.

Arrancó el enfrentamiento como si de un pacto de no agresión se tratase, ningún equipo se jugaba nada, y la mayor preocupación para los blancos era no sumar ninguna baja que afectara de cara a la final europea. Los intentos de Benzema, Bale, Marcelo y Ramos en varias oportunidades, protagonizaron el ataque madridista. En el 39 Simao remató en el área un balón que se desvió al tocar en la defensa blanca en la que fue la mejor ocasión para el equipo catalán en toda la primera mitad.

Casi cuando se cumplía el minuto 45, Bale tuvo la última oportunidad de los primeros minutos con una falta directa que no vio puerta.

Tras una primera parte insulsa llegó la reanudación y Ancelotti realizó su primer cambio. Se retiró Carvajal y entró Arbeloa, que hace unos días conoció que el seleccionador nacional, Vicente del Bosque, no cuenta con él para el Mundial. El dominio merengue de la primera parte fue dejando paso a un duelo más igualado y los espanyolistas comenzaron a responder con más intención. David López probó a Casillas en una jugada individual que constituyó la primera contra de los de Aguirre en el minuto 51.

Benzema, Bale, Marcelo, Isco, Ramos y Di María, lo intentaban y fue en el 64 cuando ambos entrenadores movieron el banquillo y dieron entrada a Córdoba por Abraham y a Modric por Khedira respectivamente. En la siguiente jugada marcó el primer gol Bale, el 15 en Liga, tras un pase al hueco de Benzema y un preciso remate cruzado con la derecha. Acto seguido Simao, solo en el área tras el pase de Sergio García, pudo batir a Casillas pero salió desviado.

En el 68 llegaron nuevas sustituciones en ambos conjuntos. Benzema pidió el cambio por una dolencia en el abductor y salió Morata; se fueron Vístor Sánchez y Simao para dar entrada a Álex Fernandez y Pizzi.

El Espanyol despertó y se sucedía un ataque tras otro ante los que Varane demostró un gran estado de forma desbaratando cada intento de Stuani y Córdoba. En el 86 Ramos inició la contra y cedió a Di María que, con un buen pase, habilitó a un Morata que anotaba el 2-0, su octavo tanto de la temporada. Sirvió como mensaje para Ancelotti y al sector de la grada que pitaba al canterano de un modo incomprensible.

En el 90 Casillas no pudo frenar el gol de Pizzi tras el pase de Sergio García que anotó un 2-1 que, por lo visto en la segunda mitad, resultó muy justo. Aunque en el 92 Morata, tras un generosísimo pase de Di María tras un contragolpe, anotaba el 3-1 final cerrando una jugada preciosa.

El balance en Liga del conjunto de Ancelotti resulta negativo, ya que tras remontar el mal inicio de campaña y luchar mano a mano con los equipos de cabeza, en los momentos clave del año, desperdició las ocasiones y puso el triunfo en bandeja a sus rivales, llegando a la última jornada tercero, sin ningún objetivo por el que luchar. Una equivocada gestión en las rotaciones de los jugadores aparece como principal causa del fracaso liguero.

La última cita del año para el Real Madrid será el próximo sábado a las 20:45 horas en la final de la Champions League que le enfrentará al Atlético de Madrid en el estadio Da Luz de Lisboa. Habrá que esperar para conocer el alcance de los percances que han sufrido CR7 y Benzema, así como a la recuperación de Pepe. Los jugadores blancos persiguen conquistar la deseada Décima y cerrar con broche de oro una notable temporada en la competición europea.

Dejar respuesta