Al rescate de César Vallejo

0
408

Carlos Fernández y Valentino Gianuzzi son los artífices de “Vallejo Textos rescatados”, un libro trabajado durante años que recoge textos hasta ahora desconocidos o poco conocidos del escritor trujillano.
En este momento, el español Carlos Fernández y el peruano Valentino Gianuzzi deben encontrarse en Londres, abrigándose del frío y arropando sueños que trabajan con esmero desde una biblioteca. Ellos no usan saco ni corbata, ni tienen frondosa barba o escaso cabello. Son jóvenes cuya edad a veces les ha servido de prejuicio a la hora de realizar sus estudios sobre la vida y obra de César Vallejo. La minuciosa investigación de los registros hemerográficos y de archivos terminó por convertirse en un libro de más de cien páginas, de tapa negra y con la foto del escritor peruano en la portada, que tiene como título “Vallejo. Textos rescatados.”

El libro da a conocer algunos textos desconocidos o poco conocidos del escritor trujillano nacido en 1892. De esta forma, los escritos brindan una cronología más precisa sobre la obra del poeta y esclarecen cuestiones sobre la época y la bohemia trujillana. Ha sido un trabajo exhaustivo que los ha llevado a países como Chile y Francia, y a buscar familiares y allegados en Trujillo que guardaban celosamente los textos del escritor peruano.

La distancia jugó un papel algo incómodo. Mientras Valentino Gianuzzi se encontraba en el Perú realizando investigaciones para el libro, Carlos Fernández estaba en Europa, recorriendo ciudades que lo nutran de la literatura de Vallejo. Solo el correo electrónico sirvió de nexo para contrastar informaciones y elaborar el libro. Y ese mismo medio fue acogido para realizar esta entrevista en la que ambos responden.

¿Cuál fue el motivo por el que ustedes inician una investigación acerca de César Vallejo?
CF: El móvil principal de nuestra investigación es la admiración por la poesía de César Vallejo y el deseo de saber más sobre el poeta y sus circunstancias vitales e intelectuales. Lo que hizo que nos conociéramos, supiésemos de nuestros intereses comunes y uniésemos fuerzas fue una invitación que Stephen Hart hizo a Valentino para tomar parte en un evento en homenaje a Vallejo que se celebró en abril de 2006 en el Instituto Cervantes de Londres. Valentino acababa de traducir, con Michael Smith, Trilce y la poesía póstuma de Vallejo
para Shearsman Books.
VG: Carlos, por su parte, continuaba con una investigación sobre la génesis de Trilce para su tesis de doctorado. Por lo que respecta a la idea de hacer trabajo de archivo, surgió de la lectura atenta de los trabajos de André Coyné, Antenor Orrego, Alcides Spelucín, Juan Espejo Asturrizaga.
CF: El germen del libro empezó a gestarse cuando Valentino regresó a Lima en mayo de 2006.
Con el Atlántico de por medio, nuestro medio de comunicación fundamental fue el correo electrónico. También han sido de gran ayuda en nuestro trabajo los álbumes fotográficos en línea, que nos han permitido compartir información de manera más rápida que si nos hubiésemos limitado a los tradicionales envíos postales. El libro alcanza una segunda fase a partir de febrero de 2007. En esa fecha Carlos recibió dos becas para viajar al Perú (una de UCL y otra de University of London) para investigar allí durante cerca de dos meses. Del 19 de febrero al 7 de abril estuvimos completamente dedicados a la investigación. Hicimos algunas entrevistas y visitamos muchas bibliotecas y varios archivos públicos y privados en Lima y Trujillo. Nuestra base de operaciones era la Biblioteca Nacional del Perú que visitamos casi a diario durante esas siete semanas. También trabajamos en las bibliotecas de la PUCP y de San Marcos. Vimos libros y tesis pero, sobre todo, revistas y periódicos; estos últimos son, desafortunadamente, los grandes olvidados por la crítica. Nos pasamos varias semanas ojo avizor pasando páginas de publicaciones periódicas antiguas por si aparecían datos relevantes sobre Vallejo o su contexto. Fue un trabajo demoledor pero fructífero. Mientras hacíamos estas búsquedas, bromeábamos diciendo que Dante había olvidado incluir los peinados hemerográficos en algún círculo del infierno en la Divina Comedia. El trabajo duro tiene su recompensa y hemos hallado muchos datos desconocidos, sobre todo si se considera el ritmo de redescubrimientos de los últimos sesenta años. Algunos de las informaciones biográficas y contextuales de relevancia, como, entre otros, el nombre completo de quien parece haber sido la mujer más importante durante la estada de César Vallejo en Lima (Otilia Villanueva Pajares), no están recogidas en Textos Rescatados porque nos llevaría por otros derroteros. Estas informaciones aparecerán en trabajos futuros.
VG: La fase final del libro consistió en interpretar y ordenar el material hallado y presentarlo de la manera más rigurosa. Debemos precisar, no obstante, que este es un libro que cuyo fin principal es presentar nuestros descubrimientos textuales y que no entra en detalle sobre las implicaciones que estos descubrimientos tienen para la vallejística. Cómo estos descubrimientos nos obligan a reconsiderar las ideas usualmente aceptadas sobre la evolución poética de Vallejo es algo sobre lo que escribiremos pronto. De momento, nos limitamos a compartir lo hallado y, lo que es muy importante para nosotros, a tratar de animar a otros a que hagan trabajos de archivo similares.

En cuanto al proceso de recolección de información: ¿dónde empezaron? ¿Qué ayuda les falta para recolectar más datos?
Empezamos elaborando lo que, entre nosotros, llamamos “research patterns” (patrones de investigación), un documento que trata de reflejar en qué consistió la investigación de cada uno de los estudiosos antes mencionados en relación con la poesía de Vallejo durante su etapa peruana (1911-1923). El archivo en cuestión recoge esquemáticamente datos sobre el aporte a la vallejística de cada una de estas personas: qué poemas descubrieron, cuándo lo hicieron y cuáles fueron sus fuentes de información. Este último aspecto es, realmente, el más complicado de reconstruir ya que los investigadores no siempre proporcionan datos al respecto. Una de las contribuciones de nuestro libro consiste en dar informaciones ignoradas sobre esas fuentes de información.
Nos han ayudado a llevar a cabo este trabajo muchas personas. La experiencia nos dice que, aunque sea de manera implícita, el trabajo de archivo es necesariamente una labor colectiva. Además del apoyo indispensable de nuestras familias y amigos, recibimos la generosa ayuda de Ricardo Silva-Santisteban en Lima y Stephen Hart en Londres, ellos han sido vitales en múltiples ocasiones, tanto en el proceso de búsqueda de los textos como en la publicación del trabajo. Mención aparte y especial merecen también Jorge Kishimoto, que en febrero de 2007 puso a nuestra disposición su excelente biblioteca vallejiana y escuchó con interés nuestras hipótesis de trabajo, y tres de los familiares de los miembros de la Bohemia: Teodoro Rivero Ayllón, Arnaldo Fernández Garrido y Josefina Espejo Luque. No podemos olvidarnos de Angélica Domínguez, subdirectora de la hemeroteca de la Biblioteca Nacional del Perú, que nos permitió acceder, en un momento muy delicado para la biblioteca —se estaba llevando a cabo la mudanza de los fondos de la antigua a la nueva sede— a una fuente de información clave y lamentablemente poco frecuentada por los especialistas, el diario trujillano La Reforma.
Por lo que tiene que ver con la ayuda para recolectar más datos, uno de los problemas principales de la investigación de archivo es que, en muchos casos, no se conservan completas las colecciones de las publicaciones periódicas, ni en la Biblioteca Nacional ni en niguna otra parte. Uno de los motivos para conocer a los familiares de los escritores era poder tener acceso a textos que ellos habían guardado y que no se conocían debido a un vacío documental en los repositorios públicos. En este caso, una ayuda adicional necesaria tendría que venir de las personas que, tal vez sin saberlo, guarden también revistas o periódicos antiguos que puedan ser una fuente de textos hasta ahora desconocidos.

Finalización del libro: a quién recurrieron para la publicación, por qué no tentaron una editorial española.
CF: Versiones anteriores en español e inglés de los tres capítulos que componen el libro aparecieron en el Boletín del Centro de Estudios Vallejianos que dirige Stephen Hart en Londres. Se publicaron en los números 11 y 13 de esa publicación en noviembre de 2007 y octubre de 2008. Fue una generosa iniciativa del profesor Ricardo Silva-Santisteban la que propició la publicación de estos trabajos en forma de libro con el sello de la Editorial Universitaria de la Universidad Ricardo Palma. El profesor Silva-Santisteban que conocía bien el interés de la editorial por César Vallejo —La Editorial Universitaria ha publicado hace relativamente poco los dos poemas Vallejo aparecidos en El minero ilustrado en 1911 y 1912, descubiertos por Hugo Arias Hidalgo— presentó nuestro primer artículo a Miguel Ángel Rodríguez Rea, quien, tras conversar con Iván Rodríguez Chávez, nos propuso terminar cuanto antes los artículos sobre la prosa y la polémica trujillana que anunciábamos en él para publicarlos en forma de libro en abril de 2008, en una edición que conmemoraría
el 70 aniversario de la muerte de Vallejo. Hicimos un esfuerzo para terminar el libro en el plazo que se nos proponía (por eso las páginas de agradecimiento del libro están fechadas en 2008) pero el libro no pudo salir entonces por varios imponderables y la publicación se retrasó hasta agosto de este año. El libro se ha publicado junto con otros clásicos peruanos, El Inca Garcilaso de la Vega, Ricardo Palma, Manuel González Prada, en una colección que conmemora el 40º aniversario de la Universidad Ricardo Palma. Creemos que a Vallejo le hubiese gustado estar en tan buena compañía. En cuanto a la publicación del libro en Europa, hemos penado en presentar una reedición aumentada del libro a Veuvert-Iberoamericana que es una editorial cuyo catálogo nos gusta mucho, en ella ha publicado varios trabajos, entre otros, nuestro admirado amigo Carlos García (Hamburgo). No lo hemos hecho hasta la fecha porque tenemos muchos proyectos abiertos y queremos cerrar algunos de ellos primero.

¿El libro será presentado en España?
VG: Varios amigos se han interesado porque presentemos el libro en España. El principal problema que encontramos es que la Editorial Universitaria no tiene distribución comercial fuera del Perú. En el caso de que finalmente se lleve a cabo, a nosotros nos gustaría poder hacer la presentación en la Residencia de Estudiantes porque Vallejo es casi un miembro más del famoso grupo del 27. Gran amigo de Juan Larrea, que lo dio a conocer en los círculos literarios madrileños y con quien publicó la estupenda y efímera revista Favorables París Poema, Vallejo conoció y trató a Gerado Diego y José Bergamín (responsables con Luis Á. Piñer de la edición madrileña de Trilce), Federico García Lorca (que intercedió sin éxito por Vallejo para tratar de publicar su teatro), y Pedro Salinas (mencionado en la correspondencia de Vallejo con Diego).

¿Es posible comparar la poesía de Vallejo con otras de la época o de distintas épocas? ¿Es Vallejo el mejor poeta de la época según su criterio? ¿De ese siglo?
CF: Al igual que muchas otras personas del mundo de las letras, consideramos a Vallejo uno de los grandes poetas del siglo XX. Para nosotros, uno de los mayores, sino el mayor, en lengua castellana. Los heraldos negros contiene algunos poemas memorables y pocos poetas han logrado dos libros con tantos poemas de tanta calidad
como los recogidos en Trilce (1922) o, en el libro póstumo, Poemas humanos (1939).

¿Qué repercusión traerá los descubrimientos sobre la literatura de Vallejo? ¿Se modificarán infinidad de libros de literatura?
VG: En principio, los descubrimientos presentados en los Textos Rescatados traen una repercusión textual importante. Gracias a este libro, los futuros editores de la obra de Vallejo tendrán la oportunidad de incorporar nuevas piezas al rompecabezas filológico de su poesía. La inclusión de las reproducciones facsimilares de los poemas, además, hace que se pueda tener acceso al texto original. Sin embargo, como mencionamos antes, las implicaciones de nuestros descubrimientos están por ser explicitadas. Esperamos poder publicarlas en uno o dos años. Entonces será más fácil para los especialistas valorar en su justa medida nuestro aporte a la vallejística.

Cómo Vallejo ha cambiado su vida.
VG: La pasión por Vallejo ha hecho que nos acerquemos a él no sólo desde la perspectiva habitual del lector de poesía, es decir la de aquel interesado fundamentalmente por el goce estético, sino que adoptemos también la perspectiva del investigador documental que, por decirlo de una manera sintética, es una visión cercana a la del detective.

EL DATO: Vallejo. Textos rescatados, es la primera de varias entregas que planean dar a conocer Carlos y Valentino en los próximos años. El libro fue presentado en la embajada peruana en el Reino Unido con la moderación y ponencia de Stephen Hart, Director del Centro de Estudios César Vallejo de la Universidad de Londres.

Fuente de texto:
Entrevista a Carlos Fernández y Valentino Gianuzzi
Fuente de imagen:
Christian Cortez

Dejar respuesta