Ahora sí: Angela Merkel inicia su tercera legislatura

0
71

Tras la masiva aprobación del acuerdo de coalición por parte de las bases del Partido Socialdemócrata, el apoyo de la Cámara Baja alemana era el último escollo que Angela Merkel debía superar. Las previsiones se cumplieron y con 462 votos de los 631 posibles, la presidenta del CDU ocupa el cargo de canciller por tercera vez consecutiva.

Fotografía: Firma del acuerdo de coalición. Martin Rulsch. Wikimedia Commons, CC-by-sa 3.0/deEl 17 de diciembre el Bundestag votó. Era el último trámite y Angela Merkel lo superó. 462 votos a favor de su investidura dieron inicio a su tercera legislatura consecutiva. La coalición contaba con 504 escaños. Es decir, algunos de sus miembros votaron en contra de la investidura. Pero eso no supuso un impedimento. Tampoco las 9 abstenciones. Aun así, el camino ha sido largo.

22 de septiembre. Elecciones parlamentarias alemanas. El escrutinio determina que la Unión Demócrata Cristiana (CDU) de Angela Merkel obtiene el máximo número de votos. Concretamente el 41,5%. La mayoría absoluta se queda a cinco puntos. El Gobierno de coalición es necesario. Sin embargo, surge un problema. Por primera vez, el Partido Liberal (FDP) se queda sin escaños. Sin su aliado tradicional, Merkel tiene que buscar una alternativa. La respuesta es el Partido Socialdemócrata (SPD), segundo en las elecciones con el 25% del escrutinio.

27 de noviembre. Un mes de negociaciones alcanzan sus frutos. CDU y SPD llegan a un acuerdo de coalición. Para ello, Merkel tuvo que aceptar algunos puntos a los que había mostrado su oposición durante las elecciones. El salario mínimo interprofesional era el principal. No obstante, el acuerdo era solo el primer paso. La aprobación de la militancia socialdemócrata era vital. Una negativa obligaba a Angela Merkel a gobernar en minoría.

14 de diciembre. 475.000 afiliados al SPD. 369.000 participaron en la consulta sobre el acuerdo de coalición. El 75,9% dijo “sí”. Un apoyo claro que supuso la superación del primer gran escollo. Tras el resultado, Sigmar Gabriel, presidente del Partido Socialdemócrata, reconoció que hacía mucho tiempo que no se sentía tan orgulloso de ser socialdemócrata. Así lo recoge el diario vasco Naiz.

15 de diciembre. Los nombres del nuevo Gobierno se confirman. CDU y SPD comparten número de carteras. Seis. El democristiano Wolfang Schäuble repite ministerio: Finanzas. En el lado socialdemócrata recae el Ministerio de Exteriores. Frente a él, Frank-Walter Steinmeier, quien ya ocupó dicho cargo durante la primera gran coalición de Merkel entre 2005 y 2009. Por su parte, el presidente del SPD cumple las previsiones. Será el nuevo vicencanciller. Se convierte además en el nuevo titular de Economía y Energía. El tercer partido de la coalición, la Unión Social Cristiana de Baviera (CSU) se queda con tres carteras. Agricultura, Desarrollo y Transportes e Infraestructuras Digitales son las elegidas.

16 de diciembre. El acuerdo de Gobierno es un hecho. Merkel y sus nuevos socios lo sellan con una firma. Sólo quedan 24 horas para la votación del Bundestag. Sin embargo, la mayoría representada por la coalición, 504 de un total de 631 escaños, hace que muchos lo vean como un trámite más. El último.

17 de diciembre. Llegó el día. El voto de investidura. Los miembros de la cámara baja depositan su voto en una urna. Mientras, en la tribuna del público Herlind Kasner, madre de Angela Merkel, espera el resultado. Minutos después llega. El presidente del Bundestag, Norbert Lammert, anuncia lo esperado. Merkel ha obtenido el apoyo necesario. La votación en contra de Die Linke y Los Verdes, los únicos partidos en la oposición debido al acuerdo de coalición, no supuso ningún cambio.

“Asumo el cargo y agradezco la confianza”. Esas fueron las palabras de Angela Merkel tras el anuncio del resultado de Lammert. Una nueva legislatura “merkelista” acaba de empezar. Y ya van tres.

Dejar respuesta