Adiós a un 2010 glorioso

0
202

No da lugar a discusión afirmar que este año, que pronto se nos marcha, ha consagrado al deporte español como una potencia líder en sus distintas categorías. Fútbol, motociclismo, tenis… dan buena cuenta de ello. Este año, sin duda, “nos pertenece”.

Desde tiempos inmemorables, al menos para una mente joven como yo, no se recuerda un año que se pueda catalogar de brillante para todas (o casi todas) las disciplinas deportivas. El poder decir “somos los mejores en todo” porque, al fin, en este 2010 que cuenta sus últimos días, nos hemos coronado reyes del fútbol al conquistar la copa del mundo en Sudáfrica. La clásica guasa con la Roja de quedarnos en cuartos se ha convertido en un sinsentido del que no queda más que tomarlo con humor y regocijo.

En mi memoria todavía perdura el escandaloso arbitraje del egipcio Al Ghandour anulando acciones legales del combinado español y declinando sus decisiones del bando coreano. Y si nos remontamos un poco más nos topamos con la ya clásica imagen de Luis Enrique sangrando a borbotones por una agresión fuera de lugar del italiano Tassotti. Demasiados factores que unidos a la suerte (mala en este caso) no nos dejaron codearnos con las grandes selecciones del mundo, llegando a convertirnos en “el último mono”.

Pero todo esto al fin ha sido lapidado por el buen hacer que el conjunto dirigido por el salmantino Del Bosque, recientemente proclamado mejor entrenador del año, ha venido mostrando en los últimos años. Eurocopa primero, con Luis Aragonés, y Mundial después. Dos de dos. Pleno. Pero este orgullo de pertenecer a un país que pese a las adversidades ha sabido levantarse y ganarlo todo no se limita sólo al panorama futbolístico. Este 2010 también será recordado por un tenista que, pese a su juventud, lo ha ganado todo y un grupo de seis pilotos que ha copado el podio en motos y acaparado elogios de medio mundo. Ellos son Rafa Nadal y los campeones (Jorge Lorenzo, Toni Elías y Marc Márquez) y subcampeones (Dani Pedrosa, Julito Simón y Nico Terol) del mundo de motociclismo.

Decir que Rafa Nadal es posiblemente uno de los mejores deportistas españoles de todos los tiempos no tiene ningún misterio. Y más después de la demostración que nos ha brindado a lo largo de todos los torneos disputados en este 2010.Masters 500 (Tokio), Masters 1000 (Montecarlo, Roma y Madrid) y Grand Slam (Roland Garros, Wimbledon y Abierto de EE.UU) han hecho de este año el mejor de la carrera como profesional del manacorí. Lo mismo ha ocurrido en el mundo del motor. Pese a la sorpresa en Formula 1 donde Alonso, con todo en su mano, no puedo conquistar el título (quedó subcampeón por detrás de Vettel) todo han sido alegrías, sobre todo en motociclismo. Al conseguir el campeonato y subcampeonato de Moto GP, Moto 2 y 125cc, España ha conseguido por primera vez en la historia de este deporte un hito casi inimaginable. Somos el primer país que consigue tal hazaña y pasará mucho tiempo hasta que alguien pueda tan siquiera igualar o rozar lo conseguido por los pilotos españoles.

Aunque me olvido de otros grandes deportistas que también han tenido un papel encomiable en este 2010, sólo cabe expresar mi más profunda admiración a estos grandes profesionales que consiguen emocionar a la gente pese a los momentos convulsos que vive el país, azotado por la crisis económica. Nos hacen sumergirnos en un mundo casi paralelo y olvidarnos por un momento de todo para disfrutar cada minuto y cada segundo del deporte que este año podríamos catalogar como única y exclusivamente español.

Fuente del texto:
Elaboración propia
Fuente de la imagen:
El Mundo (http://www.google.es/imgres?imgurl=http://estaticos03.cache.el-mundo.net/elmundodeporte/imagenes/2010/12/26/masdeporte/1293385500_0.jpg)

Dejar respuesta