Ada Colau, de parar desahucios a la alcaldía de Barcelona

0
333

Barcelona en Comú (BComú) ganó las elecciones del 24 de mayo, y todo parece indicar que Ada Colau será alcaldesa de Barcelona. La primera en la historia. Para ello, necesitará un pacto con el PSC, ERC y la CUP. Llega a las instituciones una nueva forma de hacer política.

Ada Colau durante un mitin en la Plaza Mayor de Nou Barris, el día 9 de mayo
Ada Colau durante un mitin en la Plaza Mayor de Nou Barris, el día 9 de mayo

BComú es una plataforma ciudadana que integra a fuerzas como Esquerra Unida, Podemos, Iniciativa per Catalunya y Procés Constituent. Su programa, elaborado mediante un proceso participativo, incluye medidas tales como paralizar los desahucios por motivos económicos, replantear el modelo turístico de la ciudad, crear una moneda local o introducir una Renta Municipal complementaria para todas las familias bajo el umbral de la pobreza.

Ada Colau tiene 41 años, un largo historial de activismo político, una retórica potente y una imagen humilde y cercana. Saltó a la fama como portavoz de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), que lucha por un cambio en la Ley Hipotecaria y declara haber paralizado casi 1700 desahucios en su página web.

Participó en los polémicos escraches. Compadeció en el Congreso de los Diputados, donde llamó criminal al vicesecretario general de la Asociación Española de la Banca, Javier Rodríguez Pellitero.  

Ada Colau está gordita según la opinión expresada por el periodista Alfonso Rojo en el programa televisivo La Sexta Noche. Ada Colau ha trabajado de encuestadora, de azafata, de profesora y de animadora infantil.  Su empleo más reciente fue para la ONG Observatorio DESC. Lo dejó para fundar Guanyem Barcelona, posteriormente BComú.

Ada Colau es un icono mediático. Tal vez a su pesar. No me gusta participar de ese espectáculo que magnifica a unas personas por encima de los procesos colectivos. Pero al mismo tiempo es una herramienta que te permite acceder a los medios, declaraba a la revista Jot Down en 2014.

La hemos visto llorar de emoción al hablar de una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea contraria a la Ley Hipotecaria española en 2013. La vemos riéndose en el vídeo el Run Run de Iván Lagarto, un éxito viral. Porque ante todo, ella y BComú son exponentes de una nueva forma de hacer política, de aires quincemayistas, basada en la participación ciudadana, la actividad en las redes sociales y las formas de financiación alternativas, como el crowdfunding, que evitan la dependencia de los bancos.

Su discurso es combativo: Quien tiene el poder nos ha declarado la guerra, por eso hoy  vamos a unas elecciones, para echarlos, para ganar Barcelona decía Colau en un mitin en febrero. Su partido hace bandera del compromiso y la transparencia, ante una sociedad harta de corrupción. Como alcaldesa, Colau pasaría a cobrar 2200 euros al mes, la cuarta parte que su predecesor, el nacionalista Trías.

En la noche de su victoria, dos imágenes de Colau se hicieron virales. Una de ellas mostraba a un Mosso agarrándola, durante un episodio en el que miembros de la PAH exigieron la dación en pago para un hombre que no podía hacer frente a la hipoteca, en una oficina del Banco Popular, en julio de 2013. En la otra aparecía sujetada por dos policías. Que esa mujer esté cerca de ser alcaldesa de Barcelona llena de ilusión a algunos y preocupa a otros.  

Dejar respuesta