Acción Ortográfica de Quito: héroes anónimos combatiendo el vandalismo ortográfico

0
199

Tres treinteañeros de Quito recorren las calles en la oscuridad con una misión: corregir los errores ortográficos de los grafitis de la ciudad. Una iniciativa que en pocos meses se ha viralizado por todo el mundo.

Acción poética Quito|Elpaís
Acción ortográfica Quito | El País.

Decía Arsenio Escolar en el pasado Congreso de Periodismo Digital de Huesca que “nuestro idioma es la mejor herramienta que tenemos” y, sin duda, no puede tener más razón. Defender nuestra cultura comienza por cuidar y mimar nuestra lengua. Este concepto lo tienen bien claro tres ecuatorianos en Quito que recorren las calles con un ‘spray’ corrigiendo los errores de los grafitis.

Dos diseñadores gráficos y un abogado componen este trío de “héroes de la ortografía”. Estos jóvenes, hartos de los errores ortográficos que encontraban en los grafitis de las calles de Quito, se armaron de valor y un spray rojo para realizar tan curiosa hazaña. Esta aventura comenzó en noviembre del pasado año y se ha convertido en todo un fenómeno viral. Tanto es así que en España dicen entre sonrisas: “Nos tratan como si fuéramos el brazo armado de la Real Academia Española (RAE)”.

Tras ver el éxito de su original acción quieren comenzar una campaña global para rescatar el castellano. Por el momento, el grupo, que llama a su misión Acción Ortográfica Quito, ha comenzado una campaña para pedir que no se escriban más grafitis con faltas. Además, su acción también se extiende a otros ámbitos como, por ejemplo, las redes sociales. Una de las correcciones más sonadas fue a Rafael Correa, el presidente del país, al que le faltaban tildes y signos de interrogación.

Estos héroes de la lengua española tienen ganas y spray para rato. Seguirán corrigiendo las paredes que visten Quito para mostrar y concienciar a la ciudadanía la importancia de cuidar nuestra lengua. Quizás este sea el principio de un fenómeno que llegue a otras ciudades y, quién sabe si en España alguien se anime a seguir sus pasos y comience a poner bonitas las calles de nuestro país.

Dejar respuesta