“¿Acaso no soy mujer?” Rescatando a Sojourner Truth

0
507

“Si la primera mujer que Dios hizo fue lo suficientemente fuerte para dar la vuelta al mundo por sí sola, todas estas mujeres juntas pueden volver a ponerlo en su lugar. Y eso quieren hacer. Más vale que los hombres las dejen.”

Con estas palabras, la abolicionista y luchadora por la igualdad de derechos entre hombres y mujeres, Sojourner Truth, daba por finalizado su discurso en la conferencia de mujeres que se celebró en diciembre de 1851 en Akron (Ohio).

¿Quién es Sojourner Truth?

Nacida en Ulster County (Nueva York) en 1797, sus padres le pusieron el nombre de Isabella Bomefree, que posteriormente abandonaría adoptando el seudónimo de Sojourner Truth. Este alias fue escogido simbólicamente, pues sojourner es el la forma agente del verbo to sojourn, que significa “residir temporalnente”, y truth significa “verdad”. Así, en conjunto su apodo significaba “residente temporal de la verdad”.

Retrato de Sojourner Truth por Olive Gilbert/Wikimedia
Retrato de Sojourner Truth por Olive Gilbert/Wikimedia

Isabella Bomefree nació en el seno de una familia de esclavos con trece hijos. Dada su condición social, apenas pudo pasar tiempo conviviendo con su familia, pues tanto sus hermanos como ella fueron vendidos a muy corta edad. Bomefree se enamoró de un esclavo de una granja vecina, pero el dueño de este prohibió su relación. Así, se casó con otro esclavo mayor que ella llamado Thomas y dio a luz a cinco hijos. Siguió trabajando como esclava hasta 1826, cuando escapó con una de sus hijas para trabajar para la familia de Isaac Van Wagenen. Fue entonces cuando Isabella se convirtió al cristianismo y aseguró ser capaz de poder comunicarse directamente con Dios.

Poco tiempo después el hijo pequeño de Isabella fue comprado ilegalmente por un terrateniente blanco. Con la ayuda de los Van Wagenen, Bomefree llevó la causa a las cortes y, después de meses de procedimientos legales, recuperó a su hijo, quien había sufrido abusos por parte de su nuevo dueño. Sucedió entonces un acontecimiento importantísimo para la historia: Truth se convirtió en la primera mujer que, yendo a juicio contra un hombre blanco, conseguía ganar el caso.

Tras este juicio, Isabella Bomefree llegó a Nueva York con su hijo, donde trabajaría en una casa hasta 1843. En ese año cambia su nombre a Sojourner Truth y comienza una nueva etapa de su vida. Decide que dedicará su vida a predicar a través de la tierra, contando la verdad y luchando contra las injusticias. Así comienza sus viajes por el este y el medio-oeste de Estados Unidos para ejercer de oradora con un potente discurso que exige la abolición de la esclavitud, el derecho al voto de las mujeres, la reforma del sistema penitenciario, los derechos de los nuevos hombres libres y el fin de la pena de muerte.

Ain´t I a woman?

Una vez que Sojourner optó por dar un cambio radical a su vida, comenzó a moverse por Estados Unidos dando discursos y concienciando a la humanidad de los problemas que suponían cuestiones como la esclavitud o las desigualdades entre sexos.

Entre 1844 y 1845 conoce a varias reformistas en contra de la esclavitud a través de la Asociación Northampton, a la que se vincula. Entre ellas se encontraban Susan B. Anthony, Amy Post, William Lloyd Garrison y la feminista Olive Gilbert.

En diciembre de 1851, asistió a una conferencia de mujeres en Akron, Ohio, donde pronunció el famoso discurso titulado: Ain’t I a woman?” o “¿Acaso no soy una mujer?”, en el que defendía el movimiento a favor de los derechos de las mujeres.

Su discurso cuestiona la homogeneidad de la identidad de género y es fundamental en cuanto a la reivindicación de los elementos inseparables de género-etnia en el caso de mujeres afrodescendientes y el reconocimiento de la heterogeneidad de las experiencias de mujeres.

Dejar respuesta