A la crisis de contaminación china se unen las aguas subterráneas

0
137

La contaminación de las aguas subterráneas son una de las principales fuentes de suministro doméstico en el mundo. En China el 97% de las zonas urbanas se encuentran contaminadas.

FlickrChina es un país en el que la contaminación es problema de actualidad. La gravedad de este hecho aumenta por momentos, principalmente la contaminación atmosférica y la contaminación de las aguas subterráneas. A principios de 2013 veíamos como son pocos los chinos de Pekín que se atreven a salir a la calle sin mascarilla. La polución es tal, que las autoridades lanzaron una alterta amarilla. Actualmente los niveles están por encima de 500 microgramos por metro cúbico y se advierte de que en determinados momentos se llega a niveles de 886 microgramos por metro cúbico. En Madrid, para hacernos una idea, ronda, habitualmente, los 50.

Una consecuencia de esto es la venta de purificadores de aire, que en China es un negocio seguro. Todas las empresas, casas, locales cierran sus puertas y ventanas y suben la potencia de estos purificadores al máximo para que entre la menor cantidad de contaminación. Llama mucho la atención que un país tan avanzado como China en aspectos como la tecnología aún no tenga en marcha un proyecto para acabar con estos niveles de polución.

La contaminación de las aguas subterráneas es un gran inconveniente para la población de la República Popular China debido a su gran pelgrosidad. Reciententemente se nos ha dado a conocer que el 97% de estas aguas está contaminado, así lo afirma un estudio del Ministerio de Recursos Hidráulicos de China.

Para elaborar este informe más de cien ciudades se han visto somentidos a cuidadosos exámenes de calidad del agua. De este modo se ha llegado a la conclusión de que el 64% de las aguas están muy contaminadas, el 33% levemente contaminadas y que por tanto, tan solo un 3% de las aguas subterráneas del país asiático tienen el agua clara y limpia. Estos datos fueron confirmados por el Servicio de Geología de China, que lo reafirmó diciendo que el noventa por cien de las aguas están contaminadas, ya sea en más o en menos grado.

A esta contaminación influyen todo tipo de factores, desde los continuos vertidos de metales pesados hasta la elevada productividad agrícola y la densa población. El resultado de esto son un gran número de enfermedades. De aquí derivan las fuertes críticas que la población dirige al gobierno por proteger a las empresas más poderosas, que son las que más contaminan.

Poco a poco se intenta avanzar para mejorar esta situación, ya son muchos los pueblos y localidades que han empezado a buscar soluciones. Por ejemplo, en Jinan, en la provincia de Shandong, se ofrece una recompensa de 100.000 yuanes (unos 12.000 euros) a quien facilite información sobre casos de empresas que viertan productos tóxicos a las aguas subterráneas. El Gobierno también envía inspectores a las diferentes empresas pero todavía no han encontrado ninguna evidencia suficientemente clara como para denunciarlas.

Fotografía: Flickr

Dejar respuesta