300 jóvenes activistas en NuevaDelhi

1
273

Entre el 21 y el 29 de noviembre de 2010, en Nueva Delhi (India), tuvo lugar el encuentro internacional Caleidoscopio 2010. Organizado por la ONG Oxfam Australia, el evento duró ocho días y permitió que 300 jóvenes de distintas partes del mundo compartieran sus ideas y experiencias sobre cómo hacer de este mundo un lugar mejor. Cada joven había sido seleccionado por su activismo social y por el trabajo que desempeñan en sus comunidades.
Además, 10 jóvenes españoles participamos del Caleidoscopio como voluntarios. Realizamos tareas de traducción e información. Además pudimos conocer proyectos de comercio justo en la India y otras realidades sociales.

Caleidoscopio 2010 fue una experiencia inolvidable en muchos sentidos. Conocer a más de 300 jóvenes que luchan por un mundo más justo no te deja indiferente. Cada uno de los asistentes, tanto “socios en acción” como voluntarios (mi caso), aporta su granito de arena para lograr el cambio. Participar de ese cambio es maravilloso.

En el encuentro pude conocer jóvenes de diferentes países y aprender algo de sus culturas y de las problemáticas locales a las que se afrontan. Conocí gente de Líbano, de Islas Salomón, Fiji, Israel, Palestina, Etiopía, Colombia, Venezuela, Argentina, Kenia, Tanzania, Uganda, Egipto, Panamá, Honduras, Guatemala, etc. Y cada uno de ellos me enseñó algo especial. Vivimos esos ocho días con mucha intensidad y creamos lazos de confianza que perdurarán en el tiempo.

Se crearon espacios de debate, de intercambio de experiencias e ideas, de conocimiento y de entretenimiento. Se vivía una unidad más allá de las diferencias culturales porque todos los que allí estábamos creemos en una fuerza global para el cambio, un cambio que empieza desde lo local pero que tiene influencias y repercusiones globales.

Además, pudimos conocer a la gente de Nueva Delhi o parte de ella. Los jóvenes se dividieron en distintos grupos y cada uno tenía una visita asignada. Yo visité un barrio de la comunidad “dalit” (los llamados intocables). Aunque el sistema de castas está abolido sigue existiendo en la práctica y los “dalit” son la casta más baja y maltratada de la sociedad india. Conocimos a una familia que estaba sufriendo la muerte de su hijo asesinado a palos, a manos de jóvenes de castas superiores, por asistir a la universidad. Es muy triste ver los sueños de una familia truncados y saber que existen este tipo de injusticias en el mundo.

También visitamos Patauri, el pueblo donde está uno de los talleres de artesanía que trabajan con la cooperativa de comercio justo Tara Projects. Tal como ya había sucedido en el barrio de Dalit, los niños indios hicieron peregrinaje detrás del grupo de voluntarios de Intermon Oxfam que fuimos al pueblo. Nos observaban con cariño y sorpresa, nos tendieron la mano, nos saludaron varias veces y nos acompañaron todo el rato. Una vez en el taller pudimos ver cómo se fabrican las piezas de artesanía y compramos algunas piezas de comercio justo. Luego visitamos una escuela de costura donde las niñas nos estaban esperando para enseñarnos sus cuadernos y sus creaciones.

El último día, los 10 jóvenes voluntarios de Intermon Oxfam paseamos por Nueva Delhi, por el barrio musulmán. Conocimos la mezquita más grande y caminamos por las bulliciosas calles de Delhi. Visitamos un templo sij y un templo hindú. Compramos saris, kurtas y otros regalitos. Y apreciamos el sonido (bocinazos y el llamado musulmán a la oración) y el aroma de Delhi (smog, especias y saumerios).

1 Comentario

  1. Qué escritora más buena!! cómo me gusta tu relato!!jeje…se nota que me has pagado una cantidad sustanciosa por poner esto o no??jeje…
    Ha sido bonito revivir a través de tus palabras la aventura que llevaste a cabo y haber podido formar parte de ella. Aunque reconozco que me ha dado un poquito de envidia pero ya sabes que es sana.
    Hay muchas injusticias en este nuestro mundo, el cuál sin duda necesita un cambio…y todos sabemos que querer es poder!!
    Sigue así amiga…que llegarás lejos.

Dejar respuesta