Mäbu presenta en Madrid una promesa adictiva

5
161

Con las melodías de una caja de música como introducción, Mäbu comenzó su concierto a las diez de la noche del pasado sábado en la sala Moby Dick de Madrid. Era la presentación oficial en directo de Hallo, el sorprendente primer EP de este nuevo grupo que destila canciones sencillas y elegantes propias de la canción de autor con tintes de un pop-folk intimista.

Las cadencias de una ‘music box’ hinchieron la atmósfera de una sala casi llena, cual prólogo para dar lugar al concierto de presentación en Madrid de Mäbu, que se subieron al escenario muy serenos y relajados, como si con ellos no fuera la historia. Abrieron con “Love song”, una genial versión del grupo The White Buffalo, a la que siguió los versos melancólicos de “Bajo este manzano”.

María Blanco, alma mater de la banda, retoza a su gusto con su voz en cada canción, originando una montaña rusa de escalas vocales que arrulla al alma. Su versatilidad contiene una modulación armoniosa que alcanza una gran variedad de tonos arropados por un grupo instrumental compacto en el que destacan la batería de Cesar Uña y Txarlie Solano a los mandos de los teclados y el bajo, demostrando un dilatado oficio.

Poco después “Estoy bien como estoy” y “Promesas que no valen nada” señalaron la preciosista musicalidad de Mäbu, con una sonoridad serena que entona un sonido de altos vuelos. Aunque la adaptación del mítico tema de Los Piratas pierde su densidad y fortaleza original, gana en pequeños matices y la resolución aguanta el tipo con mucha dignidad en las manos de Daniel Arias a la guitarra eléctrica.

En canciones como “Dirli”, “Detrás o delante” y “Buenos días”, todo el grupo al completo cobra un cromatismo sonoro de excelente nómina en el que fascinan los cuidados arreglos que descargan en vivo, tanto o más que en su primer trabajo discográfico.

Con “Dos horas” y la versión informal de “Quisiera ser” del Dúo Dinámico, María jugó e interactuó con su público, con el que comparte una constante complicidad, en gran medida porque sus seguidores son conocedores de su música después de muchos conciertos en acústico por el circuito madrileño de garitos como el Búho Real o La Boca del Lobo.

La adaptación en inglés del “Qué será, será”, cantada originalmente por Doris Day, sonó poco antes de cerrar la actuación con la esperada “Hallo”, su primer single en el que hacen gala de una lujosa infinidad de armonías vocales e instrumentales. La gente pidió más y la banda salió de nuevo a la platea para afrontar un bis en el que interpretaron “Nunca”, que cobra aún mayor vigor en directo.

En algo menos de una hora y media Mäbu reveló una novedosa propuesta intimista prometedora, que está muy bien llevada a los escenarios más amplios con un público de primera fila que se sabe de memoria cada uno de sus temas. Los mismos que estarán presentes en su álbum debut Buenos días, el cual saldrá a la venta a partir del mes de marzo de 2011 con canciones sencillas y adictivas que beben a partes iguales del pop, el folk o la canción de autor, con letras elegantes que se deslizan entre el amor, el desamor y la cotidianidad.

Crónica: Óliver Yuste.
Fotografía: Durley Peña Sancillena.

Compartir
Artículo anteriorSi Messi quiere, el Barça puede
Artículo siguienteBazinga!

Óliver Yuste es licenciado en Periodismo por la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid.

Su experiencia profesional como periodista se ha desarrollado en diversas publicaciones periódicas como las revistas culturales Experpento o Paisajes Eléctricos Magazine, las revistas universitarias La Huella Digital, Punto de Encuentro Complutense y mÁs UNED, o la colaboración como escritor en la revista literaria chilena Cinosargo, además de mantener sus propios blogs, como la bitácora personal donde se ahogan los gritos de mi mitad. En estas publicaciones en soporte papel y digital se divulgan algunos de sus artículos periodísticos de opinión, críticas y entrevistas musicales, además de artículos literarios como relatos cortos, cuentos y poesías.

También está dedicado a la creación literaria como escritor de novelas y poesía, una faceta en la que cuenta con el libro de cuentos Azoteas, en proceso de edición, y la publicación del cuento “La Libertad de Ser Feliz” en el libro Cuentos Selectos III, publicado en 2002 por la Editorial Jamais. Además de ser galardonado en algunos certámenes literarios: Primer Premio de Poesía Ramiro de Maeztu 1997, Premio Accésit del IV Concurso de Redacción “El Teatro Clásico en Escena 1997” o Finalista en el Concurso de Relatos Cortos “Premios Jamais 1999”.

5 Comentarios

Dejar respuesta