"La princesa" de la polémica

0
189

Britney Spears quiere dar una vuelta de tuerca más a su controvertida trayectoria y busca refugiarse en el cine (curiosamente interpretando a la novia de un enfermo mental…¿no suena paradójico?),  con el fin de olvidar sus problemas con la justicia y con su ex marido, el bailarín y rapero Kevin Federline, que sólo han conseguido dañar su imagen pública. A pesar de todo, la carrera de la artista no se ha visto todavía hundida gracias a su fiel público natal, que sigue confiando en ella y la mantiene en el número uno de la lista de ventas americana.

Tal y como afirma la página web Page Six, Spears se encuentra en negociaciones para participar en el largometraje “Memoirs of a medicated child”, película en la que haría el papel de novia de un enfermo mental no diagnosticado. No parece que Britney tenga miedo a las críticas ni a las burlas y quiere volver a la gran pantalla cueste lo que cueste pese a que se encuentre en un momento personal muy delicado, después de haber sido dada de alta este domingo tras pasar 36 horas hospitalizada como resultado del altercado que se produjo entre ella y el guardaespaldas de su ex marido, que acudió a la casa de la artista para recoger a sus dos hijos, ya que debían pasar el fin de semana con su padre.

Las consecuencias del incidente fueron la detención de Spears por parte de la policía de Los Ángeles y su ingreso en el Centro Médico Cedars-Sinai, al presentar un cuadro de histeria causado por sustancias psicotrópicas que según se ha aventurado a apuntar el diario sensacionalista inglés “The Sun”, provendrían de la mezcla de clembuterol, metadona cristal, anfetaminas y extasis, un cóctel demasiado explosivo para su salud y que puede multiplicar aún más sus desgracias tras hacerse público, cerrándole muchas puertas en su vida profesional.

¿Cómo podría Britney Spears recuperar su condición de “diva” o”princesa del pop”?, por el momento alejándose de compañías perjudiciales como Paris Hilton, la amiga que ha tracionado su confianza y se ha atrevido a besar a su mayor enemigo, Federline, en una fiesta de nochevieja celebrada en Las Vegas. ¡Qué distinta es esta Britney a esa ingenua chica que en el año 2002 buscaba alcanzar su sueño en “Crossroads”!, ahora es rebelde y se ha convertido en una “semidelincuente”, a la que incluso los jueces le privan el derecho de ver a sus hijos Sean y James durante días. En fin, veremos qué pasa con esta chica cuya vida parece una auténtica montaña rusa.

Fuentes del texto:
www.terra.es
www.diariodeavisos.com
www.lavozdegalicia.es
www.elmundo.es
Fuentes de las imágenes:
www.celebritycowboy.com

Dejar respuesta