La Compañía del Krisol presenta su producción más ácida y estremecedora: ‘Autodestrucción’

0
365
La obra está basada en los libros de Esteve Soler

La Sala AZarte presentará el próximo viernes el último pase de Autodestrucción tras colgar el cartel de “completo” en los tres anteriores. La nueva obra de La Compañía del Krisol está basada en parte de la trilogía de Esteve Soler; Contra el progreso y Contra el amor. Estos textos han sido traducidos a nueve idiomas y han sido trabajados por más de 50 directores en distintos países. La clave de su éxito es la universalidad de su tema: el hombre contemporáneo convive con la perversión que han experimentado algunos de estos conceptos que sustentan su sistema: progreso y amor, términos aparentemente positivos pero que en pleno derrumbe disfuncional se han convertido en algo prácticamente monstruoso.

Autodestrucción plantea un viaje profundo a las entrañas de estos conceptos, una vuelta de tuerca que busca enterrar los mitos y desvelar las verdades”

El montaje se configura a partir de ocho obritas-espejo de un universo espeluznante que muestra sin tapujos cómo en nombre del progreso y del amor, el hombre ha cometido las mayores atrocidades, condenándose a sí mismo y despojándose de su condición más primigenia: su propia humanidad. Dando la vuelta a estos conceptos, se disparan las siguientes cuestiones: ¿nos ha hecho el progreso mejores personas? ¿A costa de qué se llega a él y a quién beneficia realmente?¿Es el amor, tal y como lo entendemos y experimentamos en la actualidad, enriquecedor para el ser humano.

Sinopsis

Cierren los ojos y traten de trasladarse al año 2050. ¿Cómo es el mundo que ven?¿Les gusta? Autodestrucción les sumerge en un universo-espejo donde responder a esta pregunta se convierte en algo, cuanto menos, doloroso. La realidad que nos dibuja, cuyas semillas se encuentran en la actualidad, sacude y estremece por igual. Un universo pérfido y espeluznante se apodera del escenario durante 70 minutos de infarto a través de ocho cuadros u obritas independientes entre sí que desprenden mala leche e incorrección política, combinando humor, ironía y horror. Todas ellas vienen a demostrar cómo el ser humano, en nombre del progreso y el amor, se ha condenado a sí mismo, e invitan a dar una vuelta de tuerca a estos conceptos.

Este montaje no es solo la crónica de una muerte anunciada o el viaje por un proceso de agonía y deshumanización. Es, también, un llamamiento a la acción, al despertar. A la toma de conciencia de quiénes somos los seres humanos y qué realidad estamos creando. Siempre bajo el amparo de la comedia dramática e hiriente, Autodestrucción sumerge al espectador en una extraña y fascinante esfera que muestra la cara más reprochable de una de las especies más desconcertantes y asombrosas que divagan por la corteza terrestre: el ser humano.

Pase en La Sala AZarte (Calle San Marcos 19)

Último Pase

Viernes 28 de Julio a las 21:00h

Nota de Prensa facilitada por EdgarConDFinal Comunicación

Dejar respuesta