Goya 2016: la caída de la favorita

0
429

Se celebraba una vez más, y ya van treinta, la gala por excelencia del cine español, los premios Goya, y en esta ocasión nos dejó bastantes sorpresas empezando por el descalabro de La novia, la gran favorita según los entendidos, y la más nominada, que sin embargo fue quedando claro conforme pasaban los minutos y se abrían los sobres con los nombres de los ganadores que de triunfal iba a tener poco esa noche para la película de Paula Ortiz. Una de las pocas noticias buenas que se llevó la película fue el premio a mejor actriz de reparto que recibió una emocionadísima Luisa Gavasa quien se mostró tremendamente expresiva sobre el escenario al recibir la estatuilla.

14549585345540
Fuente: www.elmundo.es

Pero además de este y el premio a mejor  dirección de fotografía, nada más sacó la película de Paula Ortiz, que ni si quiera pudo hacerse con el de mejor dirección, un premio que fue a caer a manos del directos de la película triunfadora, Cesc Gay por Truman, largometraje que consiguió cinco de las seis estatuillas a las que aspiraba.

Truman venía como la gran rival de La novia, y viendo lo ocurrido, la pasó totalmente por encima, haciéndose entre otros galardones con el plato fuerte, el premio a mejor película con el que se cerró la gala. Pero la cosa no quedo ahí, y sus dos componentes fundamentales, Javier Cámara y Ricardo Darín recibieron sendos premios en las categorías de mejor actor de reparto y protagonista, respectivamente.

1454810835_213348_1454811000_noticia_normal
Fuente:cultura.elpais.com

Darín por su parte venía cono favorito y cumplió con creces, dejando además un par de detalles bastante significativos, como su saludo a otros dos nominados en su misma categoría olvidándose de Asier Exteandia, del que tampoco se acordó cuando los citó en el atril ya con el cabezudo en su mano, un galardón que por fin, a la cuarta nominación consiguió.

Por otro lado el premio a mejor actriz no fue ni para la favorita, Inma cuesta, ni para las dos actrices de fama mundial, Juliette Binoche y Penélope Cruz, sino que se lo llevo la tapada, la quizás menos esperada, Natalia de Molina, recibiendo incrédula su premio sobre el escenario. Mucho más nerviosa que cuando en el transcurso de la gala sirvió de ayuda para uno de esos momento en los que el presentador de la gala, Dani Rovira, decidía interaccionar con los asistentes, dejando momentos cómicos como sus “indirectas” con Penélope o su dueto a capela con Berto Romero, con el cual ha formado parte del reparto de una de las películas que a pesar de los grandes registros en taquilla, los académicos se olvidaron de ella para esta gala, Ocho apellidos catalanes.

65370_daniel-guzman-antonia-guzman-alfombra-roja-premios-goya-2016
Fuente: www.ecartelera.com

Otra de las jóvenes promesas del cine español que también salió triunfadora en los Goya fue la actriz Irene escolar, por su papel en Un otoño sin Berlín, arrebatándoselo a Antonia Guzmán, una de las actrices más esperadas en la gala debido a sus 93 años de edad. Y es que Antonia es la abuela de uno de los grandes triunfadores de la noche, Daniel Guzmán, con su película A cambio de nada, la que sin duda fue la peli revelación, y con ella un emocionadísimo Daniel Guzmán que no dejo de reflejar esta emoción en toda la gala. Primero con el premio de Miguel Herrán como mejor actor revelación, un joven actor que dejó un discurso precioso y conciso dedicado además de a su madre, especialmente al actor y director madrileño, quien saldría minutos más tarde para recibir el premio a mejor dirección novel.

Más allá de la gala también estuvo anteriormente la alfombra roja, algo alocada sin demasiado que contar más que un par de vestimentas algo llamativas y bastante descontrol a la hora de las entrevistas, saliendo del marco de las grandes cadenas.

Aunque como ya he dicho y quiero recalcar, el batacazo de La novia fue sin duda lo más sonado de la gala, ya que curiosamente de las películas nominadas era quizás la que parecía ser más del gusto de los académicos.

 

Dejar respuesta