29F, los universitarios se movilizan contra los recortes en la enseñanza

0
73

Los estudiantes y profesores madrileños tomaron las calles el pasado miércoles para manifestarse en contra de los recortes que está sufriendo el servicio público de enseñanza. La protesta arrancó a las 11 de la mañana en la plaza de Cibeles y terminó su recorrido en la Puerta del Sol, previo paso y sonora pitada en el Ministerio de Educación. 

Este acto fue convocado por #Tomalafacultdad, red de asambleas universitarias de la Comunidad de Madrid, que contó con el apoyo y la colaboración de la Asamblea Interinstitutos. La marcha se desarrolló con normalidad y no hubo que lamentar incidentes entre manifestantes y fuerzas del orden, pero los primeros cumplieron su objetivo de hacerse notar en las calles de la capital. Al llegar al Ministerio de Educación, los casi 2.000 congregados formaron una pitada monumental y aprovecharon para gritar que son contrarios a los recortes, amén de mostrar su apoyo a los jóvenes que sufrieron represión policial en Valencia.

El Sindicato de Estudiantes convocó una “jornada de lucha estudiantil” en varias capitales españoles. Madrid prendió la mecha el 29F, apoyada por el colectivo Juventud Sin Futuro. Además de las movilizaciones, a esta jornada de protestas se suman los dos encierros protagonizados por estudiantes y profesores. Durante la noche del miércoles 29, la Facultad de Filología de la UCM fue el lugar escogido como “sede de encierro” para los estudiantes, mientras que la Universidad Autónoma dio cobijo a los profesores. 

A su vez, los profesores de la UCM, junto con el personal administrativo, habían convocado una asamblea en el rectorado de dicha Universidad, pero los equipos de seguridad les impidieron la entrada en el edificio.

El descontento de estudiantes y profesores se debe al deterioro de los servicios públicos, los despidos en los centros educativos, la seguridad de un futuro precario y la mercantilización de la enseñanza, entre otros aspectos. Esta situación no sólo afecta a los universitarios, sino también a los estudiantes de secundaria, alumnos de másteres universitarios, profesores y demás empleados de las universidades.

La marcha terminó en la Puerta del Sol sin incidencias destacables. La policía desplegó un fuerte dispositivo para evitar sucesos similares a los ocurridos en la llamada “primavera valenciana”, donde la actuación de las fuerzas del orden ha sido criticada por los manifestantes. La marcha estuvo marcada por pancartas en las que se podían leer consignas como “Reforma del mercado laboral: el trabajo os hará libres” o “Dimisión Sánchez de León”, petición expresa a la delegada del Gobierno valenciano.

Por su parte, los estudiantes catalanes se unieron a la causa en una cifra indeterminada -25.000 manifestantes según la Guardia Urbana, 70.000 según la organización- y llevaron la protesta a Barcelona. Aquí sí se dieron escenas de tensión, con enfrentamientos entre policías y alumnos, además de ciertos actos vandálicos cuyos daños ascienden a una cifra de 100.000 euros. En Valencia, coincidiendo con la primera ‘mascletà’ de las Fallas, los estudiantes salieron a la vía pública junto a otros muchos ciudadanos para reclamar servicios sociales públicos.

Imágenes cedidas por Toma la Facultad

Dejar respuesta