La Juventus, a por el último peldaño

0
98
Tras ganar dos ligas italianas seguidas con un estilo reconocible busca dar el gran salto en el mercado de fichajes para aspirar a la Champions. Necesita un par de grandes referencias ofensivas para situarse en el peldaño de los Bayern Múnich, Barcelona o Real Madrid. Suenan jugadores como Zlatan Ibrahimovic, Luis Suárez, Gonzalo Higuaín o Nani, que se unirían al fichaje ya confirmado de Fernando Llorente.
 
Antonio Conte (43), entrenador de la Juventus. Fuente: Nicola Genati (Picasa)
Antonio Conte (43), entrenador de la Juventus. Fuente: Nicola Genati (Picasa)

La Juventus ha vuelto a encontrar la estabilidad. Desde el escándalo de amaños de Luciano Moggi que dio con sus huesos en la Serie B en la temporada 2006/07 no se encontraba tan arriba. Antonio Conte ha señalado el norte en las dos últimas temporadas en las que ha logrado el Scudetto y ha alejado al club de la indefinición en la que navegaron previamente, cuando en los cuatro primeros cursos desde su regreso a la élite pasaron cuatro técnicos: Claudio Ranieri, Ciro Ferrara, Alberto Zaccheroni y Luigi Delneri. Pero ha sido Conte, ex jugador de la entidad y con un curriculum en el que destacaban dos ascensos a la Serie A, el gran culpable.
 
Porque lo que ha vivido la Juventus en las dos últimas temporadas ha sido lo más parecido a una refundación. La llegada del carismático Conte ha coincidido con una revolución en la plantilla, en el estilo de juego (suele alinear un 3-5-2) y hasta en el estadio. Se ha arreglado así la imagen del club, por los suelos desde que fue descendido. Ahora la Juventus es un club simpático y ejemplar en Italia, está kilómetros por delante de Milan, Inter o Nápoles, juega un fútbol atractivo y se codea con los grandes de Europa.
 
Después de ganar dos ligas con autoridad, la Champions es el gran objetivo para la próxima temporada. No se le puede pedir el título, pero sí subir un peldaño más para pasar de esos cuartos de final en los que se ha quedado este año, cuando fue eliminado por el todopoderoso Bayern con cierta comodidad. La Juventus se ha caracterizado en estos últimos años por ser una plantilla sin grandes estrellas, y en la que sus mayores referencias tienen un gran sentido de la colectividad. Andrea Pirlo, Arturo Vidal o Gianluigi Buffon han sido los líderes del equipo, pero ninguno de ellos marca diferencias en el área contraria. Es por ello que afronta el mercado de fichajes con la necesidad de incorporar una estrella. Ya tiene a Fernando Llorente, que mejora a los Mirko Vucinic, Fabio Quagliarella o Alessandro Matri, pero no parece suficiente para afrontar con garantías un objetivo tan alto. 
 
Suenan nombres como Ibrahimovic, Luis Suárez, Higuaín, Alessandro Diamanti, Nani, Henrij Mkhitaryan, Stevan Jovetic, David Villa, Alexis Sánchez o Ángel Di María. Antonio Conte ha admitido en la ‘Gazzetta dello Sport’ el interés por alguno de los nombres que ha salido en la prensa: “Ficharía a Ibrahimovic, a Suárez e Higuaín, pero para ganar la Champions no sería suficiente”, aseguró el técnico, que está en el foco del PSG pero todo apunta a que seguirá su proyecto en Italia. El sueco, viejo conocido del club, se ha dejado querer: “Tengo contrato con el Paris Saint-Germain pero si es cierto el interés de la Juventus sería un honor. Es un club fantástico, en el que he jugado, el equipo es fuerte, hay un gran proyecto, pero ahora estoy aquí”.
 
Para hacer frente a plantillas en las que destacan nombres como Messi, Cristiano Ronaldo, Frank Ribery, Thomas Müller, Robert Lewandowski, Mario Götze, Wayne Rooney o Robin Van Persie necesita la Juventus estrellas de renombre como la del sueco o la del uruguayo. Y es que esta temporada el centrocampista Arturo Vidal, con diez tantos, es el máximo goleador, un dato que necesita ser corregido. Pero todo anda bien en la Juventus. A nivel social y a nivel ecomónico la institución también vive un buen momento. Los dos títulos ligueros han llegado en los dos primeros años del Juventus Stadium, el primer estadio en Italia propiedad de un club. Una instalación acorde con el número de espectadores que suelen asistir al campo y que permiten que se respire un gran ambiente en cada partido.
 
Y las cuentas del club están saneadas, por lo que pueden mirar al mercado con optimismo: “El futuro de la Juventus será unir la disponibilidad económica con nuestras ideas y las del entrenador. Este plantel ganó ampliamente en Italia, pero para el frente europeo todavía tenemos que trabajar, la calidad siempre es mejorable”, afirma Giuseppe Marotta, administrador delegado del club. No corren buenos tiempos para el fútbol italiano, pero la Juventus es la excepción. 

Dejar respuesta