Ana Peleteiro revoluciona el atletismo español

0
218

El pasado verano en el Campeonato Mundial Junior de Atletismo celebrado en Barcelona una atleta de dieciséis años deslumbró con una participación espectacular en el triple salto. La gallega Ana Peleteiro ganó la final con una serie espectacular que finalizó con una marca de 14,17 metros, tercer mejor registro de todos los tiempos para una atleta española.

Ana Peleteiro (17), esperanza del atletismo español. Fuente: JJ Vico
Ana Peleteiro (17), esperanza del atletismo español. Fuente: JJ Vico

Batir el récord europeo junior puso muchos focos sobre ella. Ya se considera a la triplista como la gran esperanza española para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en 2016, pero tanto la atleta como su entrenador tienen claro que no van a acelerar su progresión y que irán paso a paso.

Este 2013, tras el impacto que supuso su aparición estelar en Barcelona, donde sus lágrimas conmovieron a todo el público, ha comenzado del mismo modo que el anterior; es decir, ganando. En febrero competía por primera vez en los Campeonatos de España en categoría absoluta y se proclamó subcampeona con una marca de 13,75m. En marzo disputó el Campeonato de España Junior celebrado en Antequera y se colgó dos nuevas medallas: oro en triple salto con una marca de 13,43m. y una de bronce en longitud con un salto de 5,78 metros.

Comenzó a interesarse por el atletismo a los cinco años cuando llegó a la escuela de Riveira, en A Coruña, porque se cansó de practicar ballet, y, al mostrar unas maneras innatas continuó en el Club Asociación de Atletismo de Deportes de Barbanza en el que prosigue su formación a día de hoy. Desde el principio sus entrenadores vieron sus cualidades pero no han querido exponerla más de lo necesario y continúa con sus estudios a la vez que realiza sus entrenamientos diarios junto a Abelardo Moure.

Sus primeros contactos con el atletismo parecían dirigirla a una carrera como fondista ya que participaba en cross y maratones populares pero fue su entrenador quien la recomendó encaminarse hacia los saltos por sus características.

Tiene un físico perfecto: unas piernas largas, una altura que aún puede aumentar en unos cuantos centímetros (actualmente mide 1,73m.) y una elasticidad natural que complementa con una técnica depurada. Su asignatura pendiente está en coordinar la carrera pero en las primeras citas del año ya ha demostrado una mejoría en su velocidad que la convierte en una atleta aún más completa. Tiene un pequeño problema ya que su pierna derecha es ligeramente más corta que la izquierda y le provoca dolores en la cadera y la espalda, por lo que tiene que tratarse continuamente estas dolencias.

Peleteiro, a pesar de su juventud, tiene las cosas muy claras y cuando le preguntan por su presencia en los Mundiales que se celebrarán en agosto en Moscú responde con un desparpajo arrollador. “Soy muy joven para competir bien en un evento de esa magnitud y creo que hay que darle tiempo al tiempo. No quiero que nadie quiera lavar la imagen de nuestro deporte haciéndome competir en eventos que no me corresponden”.

Su entrenador la define como “una niña muy normal y extrovertida a la que le encanta estar con sus amigas”. Y Peleteiro reconoce que para ella Moure es “como un hermano al que le cuento todo”. Y es que a pesar de haber recibido ofertas de otros clubes de España tanto la atleta como su familia consideran que permanecer en su entorno es lo mejor para su desarrollo como deportista y como persona. Peleteiro tiene claro que el atletismo es muy complicado y por ello se esfuerza en sus estudios. “Quiero ir poco a poco porque nunca se sabe qué puede pasar”. Actualmente su máximo objetivo es aprobar segundo de bachillerato para poder presentarse a las pruebas de Selectividad y poner toda su energía en un verano que exigirá toda su atención en el atletismo.

A pesar de hacer gala de un carácter impulsivo reconoce que sabe escuchar los consejos de su familia, de su entrenador y de compañeros a los que admira. Recientemente en una gala de premios de atletismo coincidió con el que ella considera el mejor atleta, Usain Bolt, y se queda con el consejo que le dio el jamaicano: que siguiera paso a paso y que no dejara a su entrenador.

Las próximas citas serán el Europeo Junior de Rieti, que se disputará en julio en Italia, y, el Campeonato de España absoluto al aire libre que se celebrará solo unos días después. Pero su mente va más allá y reconoce que uno de sus sueños sería poder competir en unos Juegos en España. “Yo me crezco con el público y al ser en mi país podría venir toda mi familia, por eso apoyo la candidatura de Madrid 2020”.

Dejar respuesta