Tim Duncan, regreso a una década atrás

0
136

 

Tim Duncan, uno de los mejores ala pívots de la historia. / Fotografía: NBA Media Central
Tim Duncan, uno de los mejores ala pívots de la historia. / Fotografía: NBA Media Central

Poco le importan a Tim Duncan los cuatro anillos de campeón de la NBA, dos MVP de la regular season, tres MVP de las finales, sus incontables presencias en los All-Star y sus casi 37 años, el ala-pívot de los Spurs están viviendo su enésima juventud y por eso el eterno equipo tejano domina la conferencia oeste.

El ‘cuatro’ de Wake Forest ha sostenido a su equipo en los últimos partidos con la lesión de su playmaker Tony Parker, que se han saldado con un balance de 4-0 para los de San Antonio. Duncan ha promediado en estos encuentros 25.5 puntos, 15 rebotes, 4.2 asistencias y 3 tapones en cada uno de ellos.

Los Spurs venían de perder ante los Wolves de Ricky Rubio con la ausencia de su veterana estrella pero la vuelta de Duncan ha devuelto a los tejanos a la senda del triunfo y del dominio con mano de hierro de su conferencia.

Primero le tocó el turno a los Mavs de Mark Cuban, que llegaban al AT&T Center – el feudo de los Spurs – con la intención de ganar el duelo regional para seguir su ascenso hasta unos playoffs que están demasiado lejos. No esperaban encontrarse con un Duncan tan inmenso,  capaz de hacer 28 puntos, 19 rebotes, 2 asistencias y un tapón en las barbas de Dirk Nowitzki que en ningún momento pudo hacer a frente a The Big Fundamental. Primera victoria de los Spurs y primera exhibición del ala-pívot.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=oWYF86A0Y1A[/youtube]

Dos noches después se presentaban en San Antonio, los Cavaliers sin su estrella Kyrie Irving, un plato demasiado sencillo para los de Gregg Popovich. Los interiores de la franquicia de Ohio, Tristan Thompson y Maurice Speights, no fueron en ningún momento un impedimento para un nuevo espectáculo de TD que se fue con 30 puntos, 12 rebotes, 4 asistencias y 5 tapones. Segunda victoria consecutiva en su fortín para los líderes del Oeste.

El tercer visitante serían los Golden State Warriors de Stephen Curry, que se han presentado esta temporada como la gran revelación del campeonato. El ala-pívot de 37 años firmaría en esta ocasión 25 puntos, 13 rebotes, 6 asistencias y 4 tapones, uno especialmente sangrante al pívot australiano Andrew Bogut. David Lee, soberbio esta temporada, tampoco pudo detener a Duncan, y los Spurs se llevaron su tercera victoria seguida dejando su récord en 52-16.

El último rival fueron los Utah Jazz, en lucha por el octavo puesto en playoffs con Los Angeles Lakers. Los de Salt Lake City son uno de los equipos con mejores jugadores interiores de la NBA pero eso no sería ningún problema para Timmy-D, que se despacharía con 19 puntos, 16 rebotes, 5 asistencias y 2 tapones dándoles la victoria a los Spurs en la prórroga y sumando la cuarta consecutiva en su pabellón.

Los números de estos cuatro partidos son absolutamente estratosféricos para un jugador que lleva 16 temporadas como profesional, pero las estadísticas de toda la temporada no tienen nada que envidiarles. Duncan promedia por partido 17.3 puntos (2º máximo anotador por detrás de Parker), 10 rebotes (máximo del equipo), 2.8 asistencias y 2.7 tapones (máximo).

La consecución del quinto anillo sigue siendo la obsesión de todos los Spurs pero especialmente de Tim Duncan y todo pasará por el estado físico con el que lleguen a los playoffs para hacerle frente a los Thunders y a los Heat.

Dejar respuesta