El periodismo español propone autorregularse

0
110

Nace la Fundación para la Comisión de Arbitraje, Quejas y Deontología con el fin de apoyar el código ético por el que se ha regido la federación por 20 años. Desde la creación de la Comisión de Quejas en 1993, más de 70 casos han sido resueltos. La autorregulación se plantea como la única vía para evitar los abusos en el periodismo.

Manuel Núñez
Manuel Núñez.

La Facultad de Comunicación de la Universidad San Pablo CEU recibió a Elsa González, la presidenta de la Federación de asociaciones de periodistas de España (FAPE) y al presidente de la Comisión de Arbitraje, Quejas y Deontología, Manuel Núñez, para dar a conocer el nacimiento de la Fundación que servirá de soporte para la autorregulación del oficio en España.

“El objetivo de esta Comisión es darse a conocer para que los medios que se adhieran a nuestro código tengan una marca que los distinga. Y en caso que lo incumplan tengan una sanción pública que les reste credibilidad”, explicó Núñez. Su surgimiento se debió a la lentitud de los procesos judiciales en los casos de mala praxis periodística. La Comisión de Quejas suele demorar mes y medio en dar una resolución, mientras que un caso puede estar dos años en los tribunales.

Exposito
Ángel Expósito.

Ante esta ineficacia y falta de agilidad del proceso judicial, la FAPE propuso una autorregulación de los medios españoles. La mayoría han firmado el código deontológico, aunque lo difícil es que lo cumplan. “Esta comisión está a la vanguardia europea. Apenas en el Reino Unido se está comenzando a discutir tras el caso Murdoch”, resalta Elsa González.

El invitado principal del evento fue el actual director de informativos de la COPE, Ángel Expósito. El veterano periodista recordó una anécdota cuando era director del diario conservador ABC en la que publicó en portada una fotografía en primer plano de un acusado de homicidio. El titular leía “La mirada de un asesino de una niña de tres años”. Al día siguiente, se probaría la inocencia del mal llamado asesino, dejando al periódico en ridículo.

“Admití mi error y pedí perdón en un videoblog, porque fue mi decisión”, aseveró Expósito. Y es precisamente ese tipo de acciones las que se quieren evitar con la Comisión. Ángel también criticó la supuesta “experticia de los

Portada del ABC
Portada del ABC

periodistas” que en un mismo día pueden ser tertulianos de deportes y opinar sobre la renuncia de Benedicto XVI: “No podemos ser expertos en todo, hay que especializarse sin dejar de ser multimedia”.

Para referirse a la crisis, Expósito habló sobre los cuatro grandes cambios que han desequilibrado la labor periodística los últimos años: la revolución tecnológica, la de cómo hacer el oficio, la crisis de audiencia y la falta de recursos que tienen los medios. “Hay capacidad de inversión nula y como dice Gabilondo, el peor enemigo del periodismo es el paro. Trae precarización del trabajo y del producto final”, concluyó el periodista egresado de la Universidad Complutense.

El periodismo pasa por una crisis de valores y una crisis económica. “Nadie sabe cómo vamos a salir de ésta”, comentaba Ángel Expósito, pero la FAPE aporta su granito de arena para solucionar la crisis deontológica y de imagen que sufre la profesión. Aseguran que hay que mirar para adentro y establecer los cimientos sólidos del periodismo moderno. Núñez asegura que lo más importante “es que los ciudadanos no estén manipulados”.

 

Fotografía: Alejandro Borjas

Dejar respuesta