25 años de historia informativa a cargo del diario El Mundo

0
152

Desde el pasado 5 de noviembre y hasta el 25 de enero de 2015 se puede disfrutar en el Centro Cultural Conde Duque de la exposición El Mundo. 25 años en movimiento, una obra que recoge la selección de las portadas más importantes del periódico español, además de los principales sucesos acaecidos durante este tiempo, informativamente importantes.

Fotografía principal de la exposición. Imágenes: Iris Sen Bravo
Fotografía principal de la exposición.
Imágenes: Iris Sen Bravo.

Coincidiendo con el 25 aniversario de su nacimiento, el diario El Mundo muestra la historia informativa a través de una serie de obras de arte, fotografías o grabados seleccionados para la ocasión. Se trata de un relato periodístico que cuenta con las obras de autores consagrados como Jorge Oteiza o Antoni Tápies, y otros no tan conocidos, como Juan Garaizabal. A través de una lona que simula una antigua rotativa podemos ver cada una de las portadas más representativas de cada momento, desde cultura hasta acontecimientos generales. Alrededor de ellas están las distintas obras de arte de cada uno de los autores: la de Miquel Navarro en recuerdo del 11-S es una de las más sobresalientes.

Alrededor de 251 portadas rodean la sala: desde la primera, el 23 de Octubre de 1989, pasando por las primeras elecciones democráticas en España después de la dictadura que anunciaba la victoria del PSOE, el terrorismo de ETA con el asesinato de Miguel Ángel Blanco o el nombramiento del Papa actual, Jorge Mario Bergoglio. Cada una de ellas refleja el tratamiento informativo correspondiente en cada una de las situaciones, y permanece ordenada por orden cronológico: desde 1989 a la entrada de la sala y rodeando la misma, hasta acabar en una de las esquinas al final con el año 2014.

Entre las señaladas como fechas históricas importantes se encuentran la visión del Muro de Berlín del ya nombrado Juan Garaizabal, representado mediante una escultura de gran tamaño de hormigón armado y acero inoxidable; obras originales sobre la China Imperial representando la pérdida de las tradiciones en el país o el cuadro de Elisa Pérez, sobre la Familia Real que abre la puerta a nuevo tipo de pintura actual.

Tampoco se olvida a los ciudadanos madrileños, y es que el trabajo de Mar Solís, que consiste en una escultura de hierro, recrea el dolor, agonía y angustia que vivieron los que se encontraban en Atocha el día de los atentados del 11-M.

Comentar también las fotografías y las pinturas de José Manuel Ballester, que traen a la actualidad pequeños momentos de nuestro pasado más reciente.

El objetivo es crear una relación entre periodismo, historia y arte, ya que a través de ésta se ha querido mostrar la historia contemporánea de manera sencilla, visual, esquemática e informativa.

Dejar respuesta